Hoy son muchas las personas que manifiestan deseos de aprender a orar. Buscan personas, grupos de referencia, para escuchar el lenguaje que Dios más oye. En todo camino de oración el único maestro es Jesús y el Espíritu Santo que susurra en nuestro interior ¡Abba! El Equipo del CIPE ofrece este comentario orante que puede utilizarse tanto en la oración personal, como en la oración en grupo. Ojalá pueda ayudar a alguien a descubrir y vivir el gran regalo del Abbá, del Padre-Madre nuestro, y a estimularnos en el camino de la solidaridad dentro de una Iglesia samaritana.