Una parábola de Jesús para niños

FOTO

Para vivir el tiempo de Cuaresma, ofrecemos a los padres y a los catequistas un material Bíblico adaptado a los niños.

Juntos queremos:

Acoger la Palabra de Dios, leer y escuchar algunas Parábolas del Evangelio, descubrir las enseñanzas de Jesús para que nos ayuden a vivir como hijos suyos.

Brindar unos recursos orantes y lúdicos para entender mejor sus contenidos.  

¿Qué son las parábolas?  

Son unas historias escuetas, claras, sencillas, y su finalidad es transmitir una enseñanza del modo más comprensible y fácil de recordar. Han sido escritas de modo que podamos identificarnos con uno de los  personajes o situaciones. En el Evangelio, Jesús utiliza mucho este método para explicar sus enseñanzas a los que lo escuchan y para que entendamos y captemos algo del inmenso amor que Dios nos tiene. Cabe destacar las exigencias del mensaje de Jesús cuando dice: "¡Quién tenga oídos para oír, que oiga!". Entendemos y oímos cuando nos reconocemos pobres y pequeños entre sus manos,  cuando tenemos un corazón dispuesto para la conversión, cuando  nos fíanos totalmente de Él.  

Un Relato escenificado Mc 5, 21-24, 35-43  

PERSONAJES: Narrador, Jesús, Jairo, los 3 discípulos, la mujer de Jairo, dos criados, la hija pequeña

Narrador: En aquel tiempo, Jesús pasó de nuevo en la barca a la otra orilla y se aglomeró junto a Él mucha gente; Él estaba a la orilla del mar. Llega uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verle, cae a sus pies, y le suplica con insistencia diciendo:

Jairo«Mi hija está a punto de morir; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y viva».

NarradorJesús se fue con él. Le seguía un gran gentío que le oprimía. Mientras estaba hablando llegan de la casa del jefe de la sinagoga unos  criados y le dice:

Dos criados: «Tu hija ha muerto; ¿a qué molestar ya al Maestro?»

Narrador: Jesús que oyó lo que habían dicho, dice al jefe de la sinagoga:

Jesús: «No temas; solamente ten fe».

Narrador: Y no permitió que nadie le acompañara, a no ser Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegan a la casa del jefe de la sinagoga y observa el alboroto, unos que lloraban y otros que daban grandes alaridos. Entra y les dice:

Jesús: «¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no ha muerto; está dormida».

Narrador: Y se burlaban de Él. Pero Él después de echar fuera a todos, toma consigo al padre de la niña, a la madre y a los suyos, y entra donde estaba la niña. Y tomando la mano de la niña, le dice:

Jesús: «Talitá kum», «Muchacha, a ti te digo, levántate».

Narrador: La muchacha se levantó al instante y se puso a andar, pues tenía doce años. Quedaron fuera de sí, llenos de estupor. Y les insistió mucho en que nadie lo supiera; y les dijo que le dieran a ella de comer.

Explicación del milagro de Jesús

¿Qué es lo que le conmovió a Jesús? ¿Qué nos está pidiendo a nosotros?

El corazón de Jesús se conmueve al vernos acudir a Él con confianza, como la que tenemos con nuestro Padre. El que ama y se sabe amado, lo pide todo con confianza y fe a su Padre, sabe que se lo dará. 

Oración: Tu me conoces Señor Salmo 138  

Dinámica. Cada niño lee una estrofa del Salmo: Después se pueden hacer resonancias, en clave orante. Se repite despacio un versículo del Salmo y al final cada uno explica lo que le sugiere  

Señor, tú me sondeas y me conoces;
me conoces cuando me siento o me levanto,
de lejos penetras mis pensamientos;
distingues mi camino y mi descanso,
todas mis sendas te son familiares.

No ha llegado la palabra a mi lengua,
y ya, Señor, te la sabes toda.
Me estrechas detrás y delante,
me cubres con tu palma.
Tanto saber me sobrepasa,
es sublime, y no lo abarco.

¿Adónde iré lejos de tu aliento,
adónde escaparé de tu mirada?
Si escalo el cielo, allí estás tú;
si me acuesto en el abismo, allí te encuentro;

si vuelo hasta el margen de la aurora,
si emigro hasta el confín del mar,
allí me alcanzará tu izquierda,
me agarrará tu derecha.

Si digo: «Que al menos la tiniebla me encubra,
que la luz se haga noche en torno a mí»,
ni la tiniebla es oscura para ti,
la noche es clara como el día.
 

Juegos:

*        ASOCIA LOS ELEMENTOS que llevan una letra con los que están numerados. 

Ejemplo. A=3  

A)     Discípulo que acompaña a Jesús

B)     El que lo recibe en su nombre a Él recibe

C)     Nombre de curación de un ciego

D)     Demostró amor al prójimo

E)     Ciudad de Galilea

F)     Sanado un día de reposo: sábado

G)     Mujer seguidora de Jesús

H)     Hermano de Lázaro

I)       Donde bautizaron a Jesús

J)      Jefe de la sinagoga

K)     Arranca de Jesús  los milagros 

1  La fe

2  Río Jordán

3  Pedro

4  Buen samaritano

5  Nazaret

6  Simón

7  Jairo

8  María Magdalena

9  Marta

10   Niño

11   Batirmeo  

*        Rellena los huecos del pasaje bílico que hemos leído 

En aquel tiempo, ..... pasó de nuevo en la …….a la otra orilla y se aglomeró junto a ..mucha gente; Él estaba a la orilla del … Llega uno de los jefes de la …….., llamado …., y al verle, cae a sus pies, y le ……. con insistencia diciendo:  «Mi …. está a punto de …..; ven, impón tus manos sobre ella, para que se salve y ….».  

BARCA, MORIR, VIVA, EL, SINAGOGA, LAGO, SUPLICO, JAIRO,  HIJA, JESÚS