Vigilia de Pentecostés

FOTO

Todos hemos bebido en un solo Espíritu                   

 1.- AMBIENTACIÓN:

   (A la entrada poner una bandeja con velitas pequeñas rojas, con un poco de base para poderlas dejar en el suelo, en su momento. Cada uno puede coger la suya)  

 - Abrimos las puertas de nuestro corazón a la paz de Jesús en este tiempo de incertidumbre, de pesimismo, de desilusión, de sin razón. (Se introduce procesionalmente el Cirio Pascual)

- Traemos a este encuentro los rostros de los hombres y mujeres que buscan y luchan por un mundo más humano. “Todos nosotros, judios y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo” (1Cor. 12, 13).  ( Se introducen en la asamblea y se colocan en un lugar visible rostros de personas que están siendo o han sido reflejos de la bondad de Dios hacia la humanidad: P. Palau, nuestras Hermanas Mártires...)

- Nos reunimos con María, la mujer que siempre tuvo abierta la puerta de su vida al Espíritu y alentó a los discípulos a esperar el don del Espíritu. (Se introduce un icono de María y se coloca también en un lugar visible).

 . Invocamos juntos la venida del Espíritu cantando:           

VEN ESPÍRITU DE DIOS SOBRE MÍ,
ME ABRO A TU PRESENCIA,
CAMBIARÁS MI CORAZÓN.
 
1.- Toca mi debilidad, toma todo lo que soy.
Pongo mi vida en tus manos y mi fe.
Poco a poco llegarás a inundarme de tu luz;
tú cambiarás mi pasado. Cantaré.
 
2.- Quiero ser signo de paz. Quiero compartir mi ser.
Yo necesito tu fuerza, tu valor.
Quiero proclamarte a ti; ser testigo de tu amor.
Entra y transforma mi vida. Ven a mí.

 2.-  LECTURA DE LA PALABRA: Hech. 2, 1-11

 Hacemos silencio en nuestro interior y acallamos los ruidos para escuchar la voz del Señor que quiere decirnos su Palabra. (Momento de silencio con música de fondo).

 - Primer Lector: “ Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en

toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería”.

 (Cada uno de los asistentes enciende su vela en el Cirio Pascual. Mientras se canta):   

 ESPÍRITU SANTO, VEN, VEN  (3) EN EL NOMBRE DE JESÚS.

1.- Acompáñame, condúceme, toma mi vida.
Santifícame, transfórmame. Espíritu Santo, ven, ven.
2.- Resucítame, conviérteme, todos los días.
 Glorifícame, renuévame. Espíritu Santo, ven, ven.
3.- Ilumíname, inspírame, cuando decaiga.
Aniquílame, consúmeme. Espíritu Santo, ven, ven.

 (Una vez en el sitio, sentados y con la vela encendida en la mano, tendremos un momento de silencio. Al continuar la Lectura Bíblica, apagamos las velitas y las dejamos en el suelo)

 -Primer Lector: “ Se encontraban entonces en Jerusalén judíos devotos de todas las naciones de la tierra. Al oír el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Enormemente sorprendidos, preguntaban:

-(Todos los asistentes a la Vigilia entrelazan sus manos formando un corro. Después continúa el lector).

-Segundo Lector: ¿ No son galileos todos esos que están hablando?. Entonces, ¿cómo es que cada uno los oímos hablar en nuestra lengua nativa?.

Entre nosotros hay partos, medos y elamitas, otros vivimos en Mesopotamía, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia o en Panfília, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirene; algunos somos forasteros de Roma, otros judíos o prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua”.

 . Se canta repetidas veces:                                          

EL SEÑOR OS DARÁ SU ESPÍRITU SANTO
YA NO TEMÁIS, ABRID EL CORAZÓN,
DERRAMARÁ TODO SU AMOR.

 3.-  LA IGLESIA PIDE LA VENIDA DEL ESPÍRITU

 En clima de oración, con gestos de apertura y alabanza... oramos con la Prosa del Espíritu Santo; con este texto Francisco Palau empezaba las clases en la Escuela de la Virtud. (Le llama prosa por tratarse de una adaptación que él mismo hizo de la “secuencia” de la Misa de Pentecostés).

 (Un lector va proclamando los distintos versos al Espíritu, luego la asamblea puede unirse haciendo resonancia de lo que más os haya llegado. Se pone música de fondo)

 PROSA DEL ESPÍRITU SANTO               

  ¡Oh Espíritu divino!
 Descended de las alturas
 dad a vuestras criaturas
 un rayo de vuestra luz.
De los pobres Padre tierno,
 dador de inefables dones,
y de nuestros corazones,
venid, refulgente luz.
Huésped dulce de las almas,
consolador bondadoso,
 en las fatigas reposo
y calma en la agitación.
Vos entre el deshecho llanto
de este valle de amargura
solaz sois: vos sois segura,
dulce paz del corazón.
¡Oh luz pura e inefable,
más radiante que la aurora!                                             
Del pueblo fiel que os adora
los corazones llenad.
                                             
Sin vuestro numen sagrado
el hombre es un puro nada,
es su herencia malhadada
la ignorancia y la maldad.
De los pechos que os invocan
sanad las llagas profundas,
borrad sus manchas inmundas,
regadlos en la aridez.
En sus locos extravíos
guiadlos rectos al cielo,
derretid su duro hielo
y doblad su rigidez.
Y de vuestros siete dones
la inestimable fragancia
derramad con abundancia
sobre vuestro pueblo fiel.
Que en Vos puesta su confianza,
de la virtud pide el mérito,
de la salvación el éxito,
y el gozo perpetuo. Amén         

 4.-  ORACIÓN DE INTERCESIÓN AL ESPÍRITU

 Presentamos tres situaciones que se están dando en nuestro mundo: la guerra, la división, el individualismo. Por estas tres realidades hacemos oración de intercesión al Espíritu.

 - Ven Espíritu Santo a todos los corazones y lugares donde se ejerce la violencia, la injusticia, la guerra, el terror.

 . Silencio

 - Ven Espíritu Santo sobre los cristianos divididos, los pueblos separados, las situaciones de marginación étnica, social y religiosa.

 . Silencio

 - Ven Espíritu Santo a nuestro individualismo, comodidad, egoísmo, indiferencia, pasividad.

 . Silencio      

5.- LOS DONES DEL ESPÍRITU SE CONVIERTEN EN TAREAS

 Se Presentan tres pancartas con estos nombres: RECONCILIACIÓN; COMUNIÓN, CREATIVIDAD y se invita a que cada uno se coloque donde cree que el Espíritu le invita a trabajar.

 Una vez formados los tres grupos, cada uno de los componentes puede decir a qué se siente llamado/a.

 Después de haberse escuchado unos a otros, los que forman cada uno de los grupos unen sus manos y oran todos con la oración de Jesús y del Espíritu: El Padre Nuestro.

 (Los que han leído las lecturas bíblicas , se acercan al Cirio Pascual para coger su luz, y llevarla a la asamblea, encendiendo de esta manera todas las velitas. Con este gesto nos sentimos de nuevo enviados a anunciar el Reino)

 . Gozosos y con las luces en alto cantamos:

                       ID AMIGOS POR EL MUNDO ANUNCIANDO EL AMOR.
                      MENSAJEROS DE LA VIDA DE LA PAZ Y EL PERDÓN.
                      SED AMIGOS LOS TESTIGOS DE MI RESURRECCIÓN.
                      ID LLEVANDO MI PRESENCIA CON VOSOTROS ESTOY.

Documentación: VIGILIA DE PENTECOSTÉS: TODOS HEMOS BEBIDO EN UN SOLO ESPÍRITU