Cuaresma: 40 días para caminar en el desierto, al encuentro de Dios. Tiempo de preparación para vivir la gran fiesta de la Pascua.