Conocer a Jesús es acercarnos a su Vida. «Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos y tocaron nuestras manos acerca de la Palabra de vida... os lo anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros» (1 Juan 1,1.3).

Jesús, la “Palabra de Vida”, se ha dejado y se deja contemplar; es visible, y es posible tocarlo.

Queremos ACERCARNOS, juntos con nuestros padres y catequistas, a la Palabra de Vida, a Jesús. Conocer y vivir intensamente entusiasmados por Él, hacer que sea Él el centro de nuestra vida.