Ocho encuentros para la contemplación, oración y la reflexión sobre diversos temas relacionados con el Apóstol. Se han tomado como base, sobre todo, las cartas paulibas y se recomienda antes de cada encuentro se lea una carta auténtica de Pablo, de modo que la finalizar los ocho encuentros se hayan leído las siete cartas.