MIRAR, ACOMPAÑAR Y SEGUIR A JESÚS, NUESTRO SALVADOR, en la SEMANA SANTA

El misterio Pascual de la cruz y de la resurrección de Cristo está en el centro de la Buena Nueva que los apóstoles, y la Iglesia a continuación de ellos deben anunciar al mundo.
El designio salvador de Dios se ha cumplido de “una vez por todas” (Hb 9,26)
por la muerte redentora de su Hijo Jesucristo. C.I.C nº 571