“Yo he venido para que tengan vida” (Jn 10,10)

¿Sientes el deseo de recrear tu interioridad? ¿Qué te ayuda a despertar? ¿Crees que Dios puede hacerte de nuevo? En cada amanecer estrenas mi vida, me preparas para la sorpresa y el asombro. Tu Reino se esconde en mi fragilidad, está presente en las pequeñas cosas de cada día. ¡Enséñame a mirarlo todo con amor!