Nos acercamos al corazón de María para mirar qué era lo que guardaba en su interior y alabar al Dios de la Vida que hace maravillas en los pequeños.