• Ofrecemos este espacio como pequeño altavoz para voces de mujer. Ellas aportan a nuestro mundo un aire fresco, tejen relaciones nuevas entre los pueblos. Comunican una imagen de Dios, Padre-Madre, amigo de la vida.
  • A la vez que presentamos esta iniciativa, buscamos complicidades para que todos cuantos quieran participen en este espacio de comunión y de diálogo, de acogida y de escucha, de solidaridad y de sinergia.
  • Iremos presentando la agenda de actividades programadas para este año y os invitamos a intercambiar experiencias, relatos, testimonios que tengan que ver con este tema. Queremos trabajar en red.