"Señor, enséñanos a orar" (Lc 11,1)