LA COMUNIÓN DEL ESPÍRITU SANTO

FOTO

 SUEÑO: HACERNOS CONSCIENTES DE NUESTRA COMUNIÓN EN EL ESPÍRITU SANTO

1. EL SER HUMANO EN MEDIO DE LA ACCIÓN DE LA TRINIDAD

        El Espíritu Santo: Alienta, recrea, mueve, da vida, enciende el fuego del amor en el corazón…  

2. PALABRA ILUMINADORA

“Si os mantenéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Jn 8,31).  

3. LA COMUNIÓN DEL ESPÍRITU SANTO (Comunicación de Maribel)

“Si todas formáis un corazón, si este corazón está animado, vivificado, dirigido gobernado por el Espíritu de Dios, ¡con cuánta abundancia derramará Dios sus gracias sobre vosotras!” (Francisco Palau, Ct 7, 2)

      Ven, Espíritu Divino manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.
Entra hasta el fondo del alma, divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.
Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

4. PALABRA ILUMINADORA DE LOS MÍSTICOS 

"El Espíritu Santo es una lumbre, es un sol que proyecta continuamente sus rayos; es una fuente que siempre mana, es la vida de nuestra alma, el alma de nuestra alma, la gran realidad de nuestra alma. (Mo 239-241) […] Os invito  a hacer un acto de fe en el Espíritu Santo que habita en nuestras almas. El Espíritu Santo no es un pensamiento o una realidad que vive en las regiones superiores; es alguien que habita en nosotros, es la vida de nuestra alma, su aliento vivo; el huésped de nuestra alma y obra sin cesar en nosotros. Es una persona viva, inteligente, amante, que habita en nosotros. Tenemos que decidirnos a vivir con el Espíritu Santo, a dedicarle nuestro tiempo, a encontrarnos con Él con frecuencia" (Beato María Eugenio)

5. INVITACIÓN DEL PAPA FRANCISCO  A ENCONTRARNOS CON JESÚS.

  •  “El hombre no se crea a sí mismo. Es espíritu y voluntad, pero también naturaleza” (LS 6).
  • “El Espíritu de Dios llenó el universo con virtualidades que permiten que del seno mismo de las cosas pueda brotar siempre algo nuevo” (LS 80).
  • “En cada criatura habita su Espíritu vivificante que nos llama a una relación con él. El descubrimiento de esta presencia estimula en nosotros el desarrollo de las «virtudes ecológicas» (LS 88).
  • “El Espíritu Santo posee una inventiva infinita, propia de la mente divina, que provee a desatar los nudos de los sucesos humanos, incluso los más complejos e impenetrables” (LS 80)
  • “Los jóvenes tienen una nueva sensibilidad ecológica y un espíritu generoso, y algunos de ellos luchan admirablemente por la defensa del ambiente, pero han crecido en un contexto de altísimo consumo y bienestar que vuelve difícil el desarrollo de otros hábitos” (LS 209).
  • “El cuerpo humano muestra su naturaleza íntima de templo del Espíritu y llega a unirse al Señor Jesús, hecho también él cuerpo para la salvación del mundo” (LS 235).
  • “Invoca al Espíritu Santo y camina con confianza hacia la gran meta: la santidad. Así no serás una fotocopia. Serás plenamente tú mismo” (CV 107)
  • “Espíritu Santo, que con tu luz orientas este mundo hacia el amor del Padre y acompañas el gemido de la creación, tú vives también en nuestros corazones para impulsarnos al bien. Alabado seas” (LS 246).

6. “MI RELACIÓN CON DIOS” Palabra joven, testimonio de Laura  

7. UN GESTO PARA RESPIRAR AL AIRE DEL ESPÍRITU

 Recordamos al P. Santiago, un carmelita que abrió caminos para que el misterio entrara en los corazones de muchas personas. Uno de sus gestos habituales, cuando oraba, era inspirar profundamente y expirar despacio para que el Espíritu lo inundara por completo.

Entramos en sintonía con la creación, en armonía con cada ser humano respirando conscientemente, mientras escuchamos la canción. LLAMA DE AMOR VIVA

  1 ¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
¡rompe la tela de este dulce encuentro!  
2 ¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando, muerte en vida la has trocado.
3 ¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su querido!  
4 ¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras,
y en tu aspirar sabroso,
de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!  

8. REVIVIR AQUÍ Y AHORA LA DANZA SOLIDARIA DEL ESPÍRITU CON EL MAGNÍFICAT DE MARÍA

  Nos damos las manos, unos a otros, para danzar en comunión y comprometernos juntos en la construcción de un mundo nuevo con los dones que hemos recibido gratuitamente del Espíritu.  

Proclama mi alma la grandeza del Señor (2v).
Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador (2v).
 
Porque ha mirado la humillación de su esclava,
desde ahora me felicitarán todas las generaciones
porque el Poderoso ha hecho tanto por mí;
su nombre es santo,
y su amor llega a sus fieles
de generación en generación.  
 
Proclama mi alma la grandeza del Señor (2v).
Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador (2v).  
 
(Recitado) El hace proezas con su brazo,
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos,
enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes,
y a los ricos los despide vacíos.  
 
(Cantado) Auxilia a Israel su servidor,
acordándose de su amor,
como lo había prometido a nuestros padres,
en favor de Abrahán y su linaje para siempre.  
 
Proclama mi alma la grandeza del Señor (2v).
Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador (2v).
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu de Amor (2v).
Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador (2v).