26 Semana del Tiempo Ordinario

FOTO

 EVANGELIO ORADO

Lunes, 1 de octubre

SANTA TERESA DEL NIÑO JESÚS 

“El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí” (Lc 9,48).  

Los discípulos discuten sobre quién es el más importante. No han comprendido nada de la lección de Jesús, que va entregando la vida por los caminos. Pide al Espíritu que te haga caer en la cuenta de que la acogida y el servicio son los rasgos esenciales del seguidor de Jesús.  

Dame, Señor, un corazón de niño, capaz de abandonarme en las Manos del Padre, como Tú. Que busque más servir, que ser servido.

"Vivir de amor es permanecer en calma en medio de la mar aborrascada mientras Jesús duerme. No temas, ¡oh Señor!, que te despierte, espero en paz la orilla de los cielos... Pronto la fe desgarrará su velo y habrá sido mi espera solo un día. La caridad me empuja, ella hinche mi vela, ¡vivo de amor!" (Santa Teresita).

Martes, 2 de octubre

SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS

”El que se haga pequeño como este niño” (Mt 18, 4).

coloca a un niño en medio. Es su signo frente a toda ambición humana. El pequeño mira a su alrededor con los ojos de la esperanza. Es indefenso ante los grandes males del mundo: la guerra, la xenofobia, el antisemitismo. No entiende de estrategias ni cálculos, pero sabe vivir intensamente el amor.

¿Cómo entiendes tú lo de hacerte pequeño? ¿Qué sentimientos llevas en el corazón? 

Miércoles, 3 de octubre

“Tú vete a anunciar el reino de Dios” (Lc 9,60).  

Seguir a Jesús es algo serio, requiere prontitud, desprendimiento y harto ánimo para afrontar dificultades. Pero si escuchas en tu interior su invitación a caminar con Él, ten la certeza de que su presencia amorosa te rodea y envuelve tu vida delicadamente. 

Me fio de ti, Jesús. ¡Envíame! A donde tú vayas, yo voy. Llévame en la palma de tus manos, alienta mi débil fe.  

Jueves, 4 de octubre

“Está cerca de vosotros el reino de Dios” (Lc 10,9)  

Todo mensajero prepara caminos, abre brechas al Misterio. Todo mensajero anuncia que Dios está cerca. Todo mensajero proclama que el amor de Dios está a la puerta, buscando quien lo acoja. Recógete en tu interior, habita la morada más honda de tu vida, despierta tu fe para entrar en la presencia del Dios que te habita, abre tus manos y ofrécele tu vida. 

¡Qué cerca estás de mí, más que yo mismo! Cuando me asomo al brocal de mi pozo, veo tu rostro y el mío. ¡Gracias, mi Dios, por esperarme tanto!

Viernes, 5 de octubre

TÉMPORAS DE ACCIÓN DE GRACIAS Y PETICIÓN

“Quien a vosotros os escucha a mí me escucha” (Lc 10,16). 

Jesús se hace uno con nosotros para acercarnos al Padre. Pone en nuestros labios sus palabras, que también son las palabras del Padre. Abre los oídos del corazón a la Palabra. Guárdala, mastícala y amásala en tu interior, como María. Ofrécela, con Ella,  sencillamente a los hermanos. 

Alumbra, Señor, el camino de mi vida. Quiebra la noche con la gracia de la fe. Enséñame a amar porque tengo pobre el corazón.  

Sábado, 6 de octubre 

“Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla” (Lc 10, 21). 

Jesús lleno del gozo del Espíritu Santo ora al Padre dándole gracias porque manifiesta el reino a los pobres y humildes, a la gente sencilla. Pide al Espíritu que te meta en esta oración de Jesús. Siéntete necesitado/a de su perdón y de su amor. 

Dame, Señor, un corazón de niño, capaz de abandonarme en las Manos del Padre, como Tú. Que busque más servir, que ser servido. 

Escucha este Evangelio acompañado de una canción y palabra de los Místicos, descargando la Aplicación: Evangelio orado  

Documentación: 26 SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO