ORAR EN LA SEMANA SANTA

FOTO

Nada contracorriente, porque el ambiente no te ayudará a orar.
Busca momentos para poner en sintonía tu corazón con los misterios de la muerte y resurrección del Señor.
Abre camino en la noche para buscar al Señor y escuchar sus palabras tan llenas de espíritu y verdad.
Abre el oído para escuchar el rumor de otros pasos y dejarte ayudar por los que, también en la noche, se acercan a Jesús.
Afina las cuerdas de tu cítara para que suenen en tu corazón las mejores músicas por el triunfo de la vida.
Abre tu cántaro para recoger el amor redentor que brota del costado de Jesús.
Aprende a vivir en comunidad, porque el gozo tan grande de la Vida ya no se puede vivir a solas.
El cristiano estrena novedad en medio de los pueblos.
Mira en todo momento a María, porque su corazón guarda los mejores acentos: de la soledad por la muerte de Jesús y de la alegría por la vida de Jesús.
Aprende a hacer tuyos los dolores y gozos de una humanidad que ansía en lo más profundo vivir al aire del Espíritu. 
Ora al aire del Espíritu. ¡Atrévete a orar