Santa Isabel de la Trinidad, vida y mensaje

FOTO

Su mensaje sorprendente nos enseña el camino de la interioridad

Santa Isabel de la Trinidad (1880-1906) es una de las escritoras místicas más profundas y originales de los últimos siglos. En sus obras comparte su experiencia de vida y la ilumina con textos de san Pablo, del evangelio de san Juan y de san Juan de la Cruz, principalmente. Su mensaje es de sorprendente actualidad, pues nos enseña el camino de la interioridad, nos introduce en el núcleo de la fe cristiana y nos ayuda a vivir la santidad en la vida cotidiana, cada uno en su propio estado de vida, siendo dóciles a las mociones del Espíritu.

"El abandono, querida Señora, nos lleva a Dios. Yo soy aún muy joven, pero creo que en ocasiones he sufrido mucho. Y entonces, cuando todo se enmarañaba, cuando el presente era muy doloroso y el futuro parecía aún más sombrío, cerraba los ojos y me abandonaba como un niño en los brazos del Padre que está en el cielo. [...]  Nos miramos demasiado a nosotros mismos, queremos verlo y entenderlo todo, no tenemos suficiente confianza en Quien nos rodea con su amor. Ante la cruz no basta con pararse y simplemente contemplarla: hay que recogerse a la luz de la fe, subir más alto y pensar que la cruz es un instrumento que obedece al Amor de Dios" (Cta 129).

Descarga gratis una muestra del contenido 

Editorial Monte Carmelo