¡ASÓMATE!

FOTO

En la canonización de ISABEL DE LA TRINIDAD (16-X-2016)

Música de piano.

Las manos de Isabel eran para el piano. Pasaba horas tocando. Los ojos de Isabel estaban hechos para admirar la belleza. No se cansaba de mirar montañas, de mirar el mar. Le gustaba el deporte, jugaba al tenis, paseaba por el campo, compartía la vida con sus amigas, tenía una intensa vida social. Pero su corazón ¿De quién era?  

Isabel de la Trinidad, acompáñanos en el camino hacia la interioridad. Símbolo: Isabel, como una lámpara, nos acompaña.  

1. ASÓMATE A TU INTERIORIDAD  

Gesto: Ojos cerrados. Momento de silencio.  

¿Quién vive dentro de ti?  

  • “Yo me recojo y me retiro a lo más hondo de mi alma, donde habita el Espíritu Santo” (C 226 al seminarista Andrés Chevignard).  
  • “Vivamos en el centro de nuestra alma, lugar donde Él habita. Y entonces, hagamos lo que hagamos, viviremos en intimidad con Él” (C 233, a su hermana Margarita).  
  • “Le confieso que eso es lo que ha convertido mi vida en un cielo anticipado: creer que un Ser que se llama Amor habita en nosotros en todo momento del día y de la noche y que nos pide que vivamos en comunión con Él” (C 330, a la Sra. Gout de Bizé).  

2. ASÓMATE A LA PALABRA  

“Quiero pasar mi vida escuchándote”.  

Gesto: De pie con las manos abiertas.  

“Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor” (Jn 15,9).  

Canto: COMO EL PADRE ME AMÓ, YO OS HE AMADO.  PERMANECED EN MI AMOR, PERMANECED EN MI AMOR.  

Si conocieras el don de la Palabra dentro de ti… “Hay una criatura, María, que conoció este don y guardó todas estas cosas en su corazón”.  

3. ASÓMATE Al MISTERIO DE LA TRINIDAD

♥ Déjate amar

Audición de la canción Déjate amar.  

Déjate amar. El Señor te ama enormemente.
No temas. Ningún obstáculo puede impedírtelo.
Déjate amar, ésta es tu vocación.
¡Qué grande y qué admirable es esta obra de Dios en ti!
¡Y qué sencillo es para ti dejarte amar!
Cuando te dejas amar eres alabanza de gloria de la Trinidad.
Déjate amar.
En las horas de abatimiento y cansancio, permanece fiel,
creyendo que Él sigue actuando en ti.
Él te ama a pesar de todo.
Si le dejas, Dios quiere hacer en ti maravillas.
Déjate amar.

♥ Permanece en silencio como una lira    

“Una alabanza de gloria es un alma silenciosa que está como una lira, dócil al toque misterioso del Espíritu Santo, para que arranque de ella armonías divinas” (CF 43).   Música de arpa….

♥ Adora, alaba  

¡Oh mi Cristo amado, crucificado por amor!
Quisiera ser una esposa para tu Corazón;
Quisiera cubrirte de gloria; quisiera amarte...
hasta morir de amor.  
 
¡Oh Fuego devorador, Espíritu de Amor!
‘Ven a mí’ para que se produzca
en mi alma una especie de encarnación del Verbo:
que yo sea para Él una humanidad sustitutiva
en la que Él pueda renovar todo su misterio.  
 
Y Tú, ¡oh Padre!,
inclínate sobre esta pobre criaturita tuya,
‘cúbrela con tu sombra’,
y no veas en ella más que a tu ‘Hijo predilecto,
en quien has puesto todas tus complacencias’.            

Gesto: Señal de los cristianos

4. ASÓMATE A LA HUMANIDAD  

  • Cuenta el secreto que has encontrado. “Todo cristiano es misionero en la medida que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo” (Papa Francisco, EG 120).  
  • “Creo que he encontrado mi cielo en la tierra, pues el cielo es Dios y Dios es mi alma. El día que comprendí esto, todo se iluminó en mi interior, y querría contar muy bajito este secreto a todos los que amo para que también ellos se unan a Dios a través de todas las cosas y se haga realidad esta oración de Cristo: ¡Padre, que sean completamente uno!” (C 122).  
  • Descubre la dignidad y belleza de todo ser humano. “En ti abrazo a Dios” (C 57).  
  • Deja ver a Dios e ti. Dejemos ver a Dios en la comunidad. “Mientras me sacaban la foto, pensaba en Él, así que es Él quien va en la foto” (C 62). Gesto: darse la mano.  
  • Agradecemos con la Iglesia el don de la canonización de ISABEL DE LA TRINIDAD

Documentación: ¡ASÓMATE!