EL AMOR ES DESPRENDIDO

FOTO

LA ALEGRÍA DEL AMOR

«No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás» (Flp 2,4)… Santo Tomás de Aquino ha explicado que «pertenece más a la caridad querer amar que querer ser amado» y que, de hecho, «las madres, que son las que más aman, buscan más amar que ser amadas». Por eso, el amor puede ir más allá de la justicia y desbordarse gratis, «sin esperar nada a cambio» (Lc 6,35), hasta llegar al amor más grande, que es «dar la vida» por los demás (Jn 15,13).

¿Todavía es posible este desprendimiento que permite dar gratis y dar hasta el fin? Seguramente es posible, porque es lo que pide el Evangelio: «Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis» (Mt 10,8).

(Amoris Laetitia, 101-102)

  • Espíritu de Amor, cambia mi mente para saber que es posible darme gratis y darme hasta el fin. Me gustaría, Señor, ser como las nubes: Deshacerme al dar lo mejor que llevo dentro y lo mejor que llevo dentro eres Tú, Espíritu de Amor. 

Seguir leyendo en la Revista ORAR, 263