DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR.

FOTO

COMENTARIO BÍBLICO

Lecturas: Isaías 50,4-17;

Salmo 21,2a.8-9.17-18a.19-20.23-24;

Filipenses 2,6-11  

Evangelio. Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 22,14–23,56

C. Llegada la hora, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo:  + «He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros, antes de padecer, porque os digo que ya no la volveré a comer, hasta que se cumpla en el reino de Dios.»  C. Y, tomando una copa, pronunció la acción de gracias y dijo:  + «Tomad esto, repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé desde ahora del fruto de la vid, hasta que venga el reino de Dios.»
C. Y, tomando pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio, diciendo:  + «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.»  C. Después de cenar, hizo lo mismo con la copa, diciendo:  + «Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por vosotros. Pero mirad: la mano del que me entrega está con la mía en la mesa. Porque el Hijo del hombre se va, según lo establecido; pero, iay de ése que lo entrega!»  C. Ellos empezaron a preguntarse unos a otros quién de ellos podía ser el que iba a hacer eso. Los discípulos se pusieron a disputar sobre quién de ellos debía ser tenido como el primero. ...

vv. 14-15: Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con los apóstoles; y les dijo: «Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer  

  • La hora. Lucas no sigue a Marcos que dice La tarde.
  • Los apóstoles, cuando Marcos dice Los doce.
  • Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer y partir de esta vida. Solamente Lucas pone estas palabras en boca de Jesús. Esta frase expresa bien el sentimiento con Jesús celebra la Pascua.  

v. 16: porque os digo que ya no la comeré más hasta que halle su cumplimiento en el Reino de Dios.»

  • Jesús es consciente que es la última en este mundo.
  • La Pascua era para los judíos una gran festividad en la que se recordaba la redención de la esclavitud y la constitución de un pueblo libre que forman el reino de Dios.
  • La esperanza que Jesús se va a juntar con sus discípulos en el Reino de Dios es sumamente consoladora.  

vv. 17-18: Y recibiendo una copa, dadas las gracias, dijo: «Tomad esto y repartidlo entre vosotros; porque os digo que, a partir de este momento, no beberé del producto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios.»  

  • La copa que Jesús bendice y con la que da gracias a Dios es una de las tres copas que se pasaban en ronda para tomar un buen trago en la cena pascual.
  • Jesús también comulga con ellos.
  • Qué sencillamente se sacraliza algo tan profano (profano significa ordinario, común) con un trago de una copa común que se pasaba de un comensal a otro en clima de fraternidad.
  • Lucas presenta la última con una orientación a la Eucaristía.
  • … hasta que llegue el Reino de Dios. Es un punto fundamental de la Eucaristía la espera gozosa del encuentro con el Señor al final.  

vv. 19-20: Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío.» De igual modo, después de cenar, la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros.  

  • Añade Jesús a Marcos: que es/será entregado por vosotros. Con Lucas está Pablo y la Liturgia.
  • Jesús da ahora el mismo cuerpo que se va a entregar en la  cruz.
  • Haced esto en recuerdo mío.
  • Por vosotros. Mc 14,24 dice: Por muchos.
  • En Lucas la atención va a vosotros que celebráis esta eucaristía.
  • En Marcos puede haber una resonancia de Is 53,12; Jesús es el Siervo de Yahvé, que llevó los pecados de muchos.
    • No hace mucho presencié una discusión por decidir cuál era la fórmula más ortodoxa.
    • Se dice: No está bien decir muchos porque suena que algunos  quedan fuera de la salvación.
    • Menos claro está saber qué decimos con por vosotros, porque parece que se excluye a los otros.
    • En Jesús no aparece que queden excluidos más que los quieran  excluirse y perderse. 
  • vv. 21-22: «Pero la mano del que me entrega está aquí conmigo sobre la mesa. Porque el Hijo del hombre se marcha según está determinado. Pero, ¡ay de aquel por quien es entregado!» 
  • La mano, toda la persona que puede ayudar o empujar para traicionar.
  • Hay una resonancia de entrega, auto-entrega de Jesús y la entrega del traidor.
  • Se marcha, se va. Todo está en el plan de Dios, hasta la  traición de Judas; nada se escapa del control de Dios. Esta mentalidad no va con nosotros hoy día. En la Biblia todo se atribuye a Dios, lo bueno y lo malo; no hay dos principios del Bien y del Mal.  

v. 23: Entonces se pusieron a discutir entre sí quién de ellos sería el que iba a hacer aquello.

  • Como siempre podemos hacer a discutir de los detalles, en vez de darse cuenta de la gravedad de lo que dice Jesús.
  • Esa discusión no lleva a ninguna conversión. Quedó en algo vacío y sin sentido.  

vv. 56-57: Una criada, al verle sentado junto a la lumbre, se le quedó mirando y dijo: «Este también estaba con él.» Pero él lo negó: «¡Mujer, no le conozco!»  

  • Damos un salto grande y vamos al patio de la casa del Sumo Sacerdote, Caifás. Vemos a Pedro que ha seguido a Jesús a distancia; está sentado junto a la lumbre.
  • Lo ve una criada, se le queda mirando zas… le lanza una acusación seria: “…estaba con él”  
  • ¿Quién es ese él?  Nadie menos que Jesús, su Maestro.
  • Pedro niego  -LO reniega- con un “No LO conozco”…  

Aquí termina el evangelio del comienzo de la Semana Santa. ¡Pobre Jesús de Nazaret! El futuro primer Papa LO reniega, diciendo públicamente que no te conoce…    

Señor Jesús, te pedimos perdón porque con mucha frecuencia te re-negamos con nuestra conducta como si no te conociéramos de nada. Gracias, por esa osadía que tuviste de quedarte en un  trocito de galletita –la forma no llega ni a pan- y en un poquito de vino dulzón. Gracias porque nos esperas pacientemente para tener contacto amoroso con tus amigos que muchas veces andamos bastante despistados. GRACIAS.

Documentación: DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR. COMENTARIO BÍBLICO