Oramos con la Iglesia perseguida

FOTO

LOS SUFRIMIENTOS DE LOS CRISTIANOS DE DAMASCO Y ALEPO TIENEN QUE VER DE UNA MANERA MISTERIOSA CON LA UNIDAD ENTRE TODOS LOS HERMANOS. CRISTO NOS ABRAZA Y NOS CONSUELA A TODOS.  

ALEPO

“El encuentro entre Francisco y Kirill también es fruto de nuestros sufrimientos. Y nos consuela”

El sufrimiento de todos los cristianos en Oriente Medio lleva a recoger frutos de unidad, y traerá muchos otros. Esto para nosotros es un gran consuelo y nos ayuda a seguir adelante, aunque todavía tenemos que sufrir”.

El Obispo Georges Abou Khazen OFM, Vicario apostólico de Alepo para los católicos de rito latino, describe los sentimientos que registra en estos días entre los cristianos de su ciudad, mientras que las noticias sobre la reunión en Cuba entre el Obispo de Roma y primado de la Iglesia ortodoxa rusa se mezclan con las de un posible alto el fuego inminente, en el escario de la guerra siria.   

Hace unos días un alto representante del Patriarcado de Moscú dijo explícitamente que lo que ha provocado que esta reunión en Cuba fuese urgente, ha sido la preocupación común por el sufrimiento de los cristianos en Oriente Medio.

Los fieles encuentran el valor, cuando se dan cuenta de que sus sufrimientos tienen que ver de una manera misteriosa con la unidad entre los hermanos separados, donde Cristo nos abraza y nos consuela a todos.   

Hay expectativas planteadas en la población por la noticia de un posible alto al fuego inminente, impuesto a las partes implicadas en el conflicto sirio: “Para nosotros sería un sueño.

“El ejército regular avanza con la ayuda de los rusos, y en los distritos liberados comienza a funcionar el agua y la luz, las escuelas vuelven a abrir. En muchas situaciones se ofrece la posibilidad de reconciliación a los sirios que estaban vinculados con los grupos rebeldes. Son las milicias combatientes controladas por extranjeros las que todavía imponen resistencia y guerra. Y entre la población prevalece el reconocimiento por el papel desempeñado por los rusos”.  

Fuente: IGLESIA PERSEGUIDA. Primeros cristianos

DAMASCO

Comunicado del Arzobispo Samir Nassar, cabeza de la Archidiócesis maronita de Damasco:

"A pesar de la guerra, construimos nuevas iglesias" 

La comunidad construye tres capillas en las afueras de la capital,  por la guerra y "los sacerdotes se aferran a su misión"  Un “gesto de revuelta contra la muerte y la destrucción”

Tres capillas que la comunidad local maronita ha decidido construir en los barrios de la periferia de la capital siria, golpeados con fuerza por el conflicto armado que aflige al país desde hace casi cinco años.

El primero de los tres lugares de culto, dedicado a los Mártires de Damasco del 1860, ha sido inaugurado hace unas semanas, mientras que los otros dos serán terminados en los próximos meses.   

Describe con emoción la preocupación expresada por toda la comunidad local maronita de hacerse cargo de los tres proyectos, porque representa un signo concreto “de la esperanza y la confianza en el futuro de la Iglesia en Siria” en este “año de misericordia y de gran sufrimiento”.   

Ha recordado la figura del diácono Camille, quien fue Asesinado en marzo de 2013, por la metralla de un proyectil de mortero mientras se encontraba cerca de la iglesia. Después de ese evento - explica Mons. Nassar “dije a los sacerdotes que podían marcharse de la ciudad, si querían, porque la diócesis no tenía derecho a mantenerlos en esa condición. Todos ellos me respondieron: usted se queda, nosotros nos quedamos”. 

Desde entonces, estos sacerdotes que “se aferran a su misión bajo las bombas”  también representan “la carta ganadora y la garantía del futuro de un cristianismo martirizado que se niega a morir”.  

Fuente: IGLESIA PERSEGUIDA. Primeros cristianos