CAMINO DE SANTIAGO

Introducción

Hablar del Camino de Santiago, no se puede. Es como cuando te piden hablar de Jesús, tampoco se puede. A Jesús hay que conocerle personalmente, tratarle, experimentar su amistad, su cercanía, descubrir, en fe, su presencia etc..
Hacer El camino es un poco lo mismo, hay que recorrerlo, andarlo.
Lo que quiero esta tarde es compartir mi experiencia del camino:
Soy hospitalera desde el mes de octubre en el albergue parroquial de Belorado (Burgos) Este albergue tiene una larga historia y brinda un gran espacio de acogida en el camino de Santiago.

• También deciros que todos estamos implicados en el Camino.
La gente de los pueblos, los vecinos que ven pasar a los peregrinos y les dan la bienvenida, les indican los servicios que presta el pueblo.
“Los camioneros nos pitan y saludan por el camino y eso nos anima mucho, es como si marchásemos juntos“ me comentaba un peregrino.

• También están implicados, los sedentarios que no pueden hacerlo por otras muchas razones, recorren otro camino, el verdadero, el camino de la vida, con otros paisajes e imágenes. Pues sí, es verdad, estamos todos llamados, invitados a ponernos en marcha…a caminar hacia el encuentro verdadero con
Jesús, que es CAMINO VERDAD Y VIDA.

• También me gustaría resaltar unos textos actuales de la Iglesia que ilustran este nuevo campo de apostolado: La NMI, Vita Consecrata, y Caminar desde Cristo.
Compartiré unos ejemplos concretos de peregrinos
Buscaremos juntos cómo vivir la nueva Evangelización.

Camino de Santiago

Camino de fe, de historia, leyendas, arte, tradiciones... Sol, agua, fuentes y ríos...
Paisajes, bosques y flores.
Pájaros, perros y bichos de toda clase... Gentes y Pueblos ...y....Peregrinos. ..
Se podría contar tanto y tanto... Buscar, leer, interpretar el sentido de las peregrinaciones a lo largo de la historia, desde Abrahán.
Desde las últimas décadas de este siglo se ha producido un reflorecimiento del fenómeno Jacobeo.

¿Qué es lo que impulsa a tanta gente a peregrinar a Compostela?

• A algunos les mueve un interés religiosos, ocasión de encuentro con Dios, de vivencia Cristiana, para otros muchos prima el afán de aventura, de deporte, o de turismo, lo que es cierto es que:
El camino se ha vuelto a poner de moda.
Los peregrinos son reflejos de la sociedad del momento, en una sociedad secularizada como la nuestra, no debe de extrañarnos que la mayoría de los que emprenden El Camino no lo hagan con motivos religiosos sino por otros muchos motivos. Pero lo que es cierto y realmente importante, es que a pesar de las motivaciones tan diversas que mueven al peregrino, todos, en el camino, de una manera o de otra hacen la "Experiencia" de lo religioso.
Es lo que quiero compartir con vosotros esta tarde. Cada día en mi trabajo de "hospitalera" me encuentro con personas que empezaron la Peregrinación sin ningunas motivaciones religiosas, pero en el transcurso de su peregrinar van cambiando.
"La dinámica espiritual de la peregrinación favorece la búsqueda de Dios y la respuesta a su llamada. Muchos encuentran a lo largo del camino o en la Meta el sentido profundo de lo que al principio se había previsto como un mero pasatiempo".
El que la mayoría de los que emprenden el Camino no tengan motivación Cristiana, lejos de ser un problema es una gran ventaja, los que llamamos "los alejados" pueden tener una ocasión privilegiada e única de encuentro y cercanía a lo religioso. Todos caben en El Camino...
Disfrutan de la belleza de los paisajes, se acercan a contemplar el Arte, participan a veces en nuestras celebraciones, piden hospitalidad a las Parroquias del Camino, vienen ellos mismos, no hay que ir a buscarles... vienen con espíritu muy abierto y favorable. Me llama la atención ver como comparten sufrimientos y
gozos... no hay distinciones de culturas ni de edades! Viven una verdadera hermandad y solidaridad que les brota desde dentro.
El camino para muchos es un camino de conversión y transformación.

Ejemplo de una joven peregrina Suiza que fue infiel a su marido, le pidió perdón, Él le perdonó pero esta joven necesitaba, según Ella “limpiarse” antes de volver a casa.
El camino es un camino de verdadera penitencia, el hecho de realizar cada día una jornada de 6h a 8 h de marcha a la intemperie, sufriendo el frío o el calor, la lluvia o el viento, llevar una mochila pesada, las ampollas y tendinitis, las duras y austeras condiciones de las noches, en dormitorio, con música, no siempre celestial: (Los ronquidos!) Todo eso pone el peregrino en un ambiente de esfuerzo, que le prepara para otra cosa, una realidad más profunda.
No son solos los pies de los peregrinos los que caminan, sino que es toda su vida, una vida que busca, sufre y goza. Es todo un recorrido interior, un tiempo de reflexión, donde encuentran, a veces sin saberlo, a través de los hermanos, la naturaleza, el arte, a Jesús como compañero de camino.


Delante de esta realidad:
¿Cómo Hacer presente a la Iglesia en el Camino?

Nos lo recuerda el Papa, todos conocemos y hemos profundizado en
La NMI, Vita Consecrata, y Caminar desde Cristo.
Me llama la atención, me impactan fuertemente algunos de estos pasajes que se aplican cierto, a todos los campos de apostolados y quiero compartir con vosotros:
El Papa nos pide, “ser creativos, abrir nuevos caminos de pastoral, nos afirma que el amor de Dios nos hace fuertes y audaces, infunde valor y osadía”...
Nos invita a tener “una nueva imaginación de la caridad...un nuevo impulso apostólico”..
“Quien a encontrado a Cristo lo comunica, lo comparte”
En el ejercicio de esta misión “Ser y Hacer” son inseparables,
Entonces, delante de este llamamiento del Pastor de la iglesia,

¿Cuál es la pastoral, cual es nuestra misión con los peregrinos?

La puerta de acceso a los peregrinos es la hospitalidad, la acogida. Como antaño, multitud de instituciones se han dedicado a la acogida de los peregrinos.
Hospitales, monasterios y conventos se creaban con esta iniciativa. A pesar de la propaganda turística y comercial que rodea hoy el camino, el peregrino viene buscando esa hospitalidad cristiana, busca a los curas, aunque sea solo para que les ponga el sello en la credencial, los peregrinos entran y visitan las iglesias, participan a la eucaristía.
Los peregrinos son muy sensibles y valoran mucho la acogida, más que las instalaciones que les podemos ofrecer.
El camino toca a los peregrinos, cuando llegan, cansados, un saludo de bienvenida, un vaso de agua fresca, o un te caliente en invierno, unas frutas, y en seguida se entabla la conversación, expresan y comparten sus vivencias,
lo que descubren a lo largo de los días, hablan sin prejuicios de Dios, de sus motivaciones, del sentido de la vida, como si nos conociéramos desde siempre! Son a veces profundas confidencias.
Acogida en gratuidad, en un mundo como el nuestro, en que todo tiene precio, se compra se vende, sorprende a los peregrinos encontrar una acogida cálida y gratuita que es un símbolo de lo que mueve esa hospitalidad.
(Además los peregrinos dejan sus donativos que sirven para mantener los gastos)

Hablar de gratuidad es estar dispuesto a todo, identificarse con Cristo, que se hizo siervo por amor al hombre.
Aprendemos lo que quiere decir:
Amar y servir de balde, sin esperar nada a cambio!
“Hay mayor felicidad en dar que en recibir”


Caminar desde Cristo
“ Por el amor del hombre se hizo siervo, está delante de nosotros en cada persona identificándose de un modo particular con los pequeños, con los pobres, con el que sufre, el más necesitado”

En algunos albergue se lava los pies a los peregrinos, signo cargado de realidad evangélica, yo tuve que hacer una sustitución en Eunate, donde se vive este ritual, imitar a Jesús servidor, yo no me sentía capaz de realizarlo, cuando un buen día se me presenta un peregrino que quiere albergarse en este refugio porque sabe que en este albergue lavamos los pies de los peragrinos. Tuve pues que pasar a la realidad, en un silencio religioso vivimos este momento. ¡No se cual de los dos estaba más impresionado!
Desde el albergue resulta fácil hablar con los peregrinos, interesar por sus problemas, ver sus ampollas, compartir con ellos la cena, al final del día, ofrecer la oración de la noche, la mayoría de ellos participan muy a gusto en ella.
Oración muy sencilla:
les invitamos a dar gracias a Dios por lo vivido en el día, por lo que van viendo y viviendo en el Camino, por los que quieren y llevan el corazón, por las intenciones del mundo etc... y nos comprometemos a orar por ellos con los peregrinos siguientes hasta que lleguen a Compostela. Tenemos la suerte de disponer de una capilla dedicada al apóstol santiago, a lado del albergue.
Oración en comunión, oración de intercesión...(Libro de intenciones donde el peregrino puede apuntar sus intenciones de oración)

Nuestra misión como hospitaleros consiste en:

“Ofrecer y brindar a los peregrinos una casa abierta
y alguien esperándoles con los brazos abiertos”

“Dar espacio al hermano llevando mutuamente los unos las cargas de los otros” El se hizo presente en el diario vivir, hoy está en la vida cotidiana donde continua mostrando su rostro”.

“Sorprender el mundo con nuevas formas de Caridad.
“Ser luz y sal de la tierra, levadura en la masa”
¡Que los peregrinos vean en nosotros el rostro de Cristo!
“Tener una particular comunión de amor con Él” (V C 22).


Nuestro papel de hospitalero consiste en ser puentes, El puente tiene como función unir dos orillas distintas.
“Hay personas cuya única misión entre los demás es servir de mediadores, se pasa por ellos, a través de ellos, como si fueran puentes y se sigue caminando” Gustave Flaubert

La carta de Silvie:
“Te agradezco el haberme brindado la ocasión de caminar estos dos días sola, goce mucho y el recuerdo de estos días sola sigue siendo un recuerdo de los más intensos de mi “Camino”, te voy a contar; cuando emprendí el Camino empecé muy contenta y luego, no se porqué me puse a llorar más de una hora, sin poderme parar, lloraba con una profunda felicidad, gozo de caminar en el frío, bajo el sol y las ráfagas de nieve, gozo de caminar en un paisaje desierto, que correspondía al estado de mi espíritu…Era plenamente feliz, y lloraba! Y como mi falta de fe no me permitía agradecer por estos sentimientos de plenitud, pensé que te lo tenía que contar, que tú me entendería”…

Conclusión

NMI “La mirada más que nunca puesta en el rostro de Cristo
Ser testigos del estilo de amor de Dios, su providencia, su misericordia.”

Sugerencias y Tareas a realizar en comunión:

Estar atentos, abiertos al ecumenismo, (muchos protestantes pasan por el camino)
Tened en las ciudades del Camino lugares de acogida cristiana, ofreciendo espacio de oración y eucaristía, escucha a los peregrinos..
Aprovechar el arte para evangelizar
Elaborar material para la reflexión y la oración en el camino


¿Continuidad?

¿Qué pasa después del Camino? Ya no existen las flechas amarillas. ni los hospitaleros...

Crear una red de hospitaleros cristianos,
Tener una página web www.compostela.com. en común con los Franceses
Para unos el camino fue un tiempo fuerte de discernimiento vocacional
Unos confiesan que el camino les cambió el modo de vida! Viven ahora con más austeridad
También te encuentras con gentes que vuelven al Camino buscando fuerzas, como en unos ejercicios espirituales:
Otros siguen en contacto, te mandan una postal para darte las gracias cuando llegan a
Compostela, o cuando regresan a su país de origen!
Algunos siguen en relación por internet,
Para otros serán una invitación a integrarse, si lo desean en unos grupos de Peregrinos en las ciudades, compartir experiencias del camino con unos buenos vinos...
Proponemos jornadas y encuentros de oración para los que lo desean. En Silos y en el valle del silencio.

Marie Noëlle Maurin Cortez