Domingo de Ramos en la pasión del Señor. Comentario Bíblico

FOTO

Lecturas:

Isaías 50,4-7;

Salmo 21,8-9.17-18a.19-20.23-24;

Carta a los Filipenses 2,6-11; Evangelio:

Evangelio: Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos  14,1- 15,1-47

1.- JESÚS-JUDAS ISCARIOTE.  

1.1.- Qué se nos dice de Judas.  

  • Según Jn 12,4-5. Fue Judas quien se quejó que se desperdiciara el perfume puro de nardo que se podría haber vendido por 300 denarios. Según Juan no lo dijo porque amara a los pobres, sino por robar de la bolsa común.
  • Judas se fue a los sumos sacerdotes para entregárselo… por dinero (vv. 10-11).
  • Judas, uno de los Doce,  fue quien lo traicionó con el beso que los discípulos solían dar al Maestro cuando se reintegraban al grupo.
  • Mt 27,2-11, no narra que Judas, viendo que había sido condenado Jesús, devolvió las treinta monedas de plata a los jefes religioso-políticos, declaró la inocencia de Jesús y se ahorcó.  

1.2. Jesús ante Judas.          

  • Si fuera noticia histórica la inclinación al robo de Judas, ¿cómo lo nombró encargado de la bolsa común? ¿No se dio cuenta lo que Judas estaba tramando? En ese caso, Jesús fue heroico en su respeto a la libertad del prójimo. Hace falta tener temple para no actuar por su bien, claro, como haríamos mucho de nosotros. 

2.- AGONÍA DE JESÚS (14,32-42)          

  • Agoné en griego significaba la lucha a muerte en la arena entre dos gladiadores.        
  • Jesús lucha contra el pavor y angustia; luchas con su sentimiento que no   quería pasar por el trago (beber la copa) del fracaso doloroso de un Mesías rechazado.        
  • Jesús es modelo de la oración de afligido. Son dardos que le brotan de las entrañas necesitadas. Jesús no es palabrero como Él mismo nos dijo que   no lo fuéramos (véase Mt 6,7-8), pero es importuno, como el amigo de la parábola que fue a pedir panes a su vecino…
  • Alejándose de nuevo, oró diciendo las mismas palabras Así en tres horas u ocasiones diversas.
  • De la oración se levanta victorioso, cual gladiador que ha vencido a su terrible enemigo, la sensibilidad, diciendo: Basta ya. Llegó la hora.  

3.- JESÚS ANTE LOS JEFES RELIGIOSOS Y POLÍTICOS.  

3.1. Ante el Sanedrín.          

  • El Sanedrín era la máxima autoridad religioso-política de los judíos. Se componía de tres cuerpos: aristocracia sacerdotal (sumos sacerdotes), aristocracia laica (ancianos), expertos en la Ley (escribas).        
  • En el juicio aparecen los testigos necesarios, el Sanedrín entero andaba buscando contra Jesús un testimonio para darle muerte. Poco importa que no lo encontraran.        
  • El Sumo Sacerdote… preguntó a Jesús: “¿No respondes nada?... Jesús seguía callado y no respondía nada a las acusaciones ridículas. Ahora el fantoche del Sumo Sacerdote, lo más seguro con voz engolada,  le preguntó de nuevo: “¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?”.        
  • A esto Jesús respondió con tal valentía que el histriónico Sumo Sacerdote se   rasga las túnicas y dice: “¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Habéis oído la blasfemia. ¿Qué os parece?  Todos juzgaron que era reo de  muerte.  

3.2.- Ante Pilato          

  • Pilato es la autoridad romana. Está de procurador desde el año 26, unos 4 años  antes de esta pantomima de juicio. Uno tiene que pensar que unos nacionalistas perdidos como eran los miembros del Sanedrín presentan a un judío por anti-romano para que la autoridad romana lo condene a    muerte. Eso  era ser más papista que el papa o más romano que un   romano.   Pilato va al grano desde el principio. ¿Eres tú el rey de los  judíos? Él le respondió: “Sí, tu lo dices”. Tampoco aquí Jesús contestó a las sandeces con que los miembros del Sanedrín lo acusaban, tanto que Pilato estaba sorprendido.        
  • Pilato juega ahora con la gente amotinada por los líderes judíos en cuanto a librar a Barrabás o al “rey de los judíos”. La broma le resultó cara a Jesús. El populacho en un alarme de patriotismo prefiere la libertad del luchador anti-romano que tenía un delito de sangre en sus manos.        
  • Pilato soltó a Barrabás y entregó a Jesús, después de azotarlo, para que   fuera crucificado.  
  • En  aquel tiempo no hacía falta ver una película como La Pasión para saber lo que significaba 1) La flagelación para dejarlo medio muerto y 2) la crucifixión… era tan común ese espectáculo.  

  Señor Jesús, gracias porque viviste la pasión y muerte con tanta humanidad. Nos vemos reflejado en tus miedos, ojalá también nos reflejáramos en tu entereza y humanidad valiente ante esos fantoches que somos los humanos cuando nos ponemos a condenar a nuestros hermanos. Sólo nos sale de lo hondo del corazón un profundo GRACIAS. 

Documentación: DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR. COMENTARIO BÍBLICO