4. ITINERARIO DE LA ORACIÓN DE SANTA TERESA / III

La oración mística, aquella en la que el protagonismo de Dios avanza sobre la realidad y la conciencia de Teresa.  

Un Dios deseoso de dar. En el libro de Mora­das destacará entre las «ganancias» de la oración la de «entender el par­ticular cuidado que Dios tiene de comunicarse con nosotros y andarnos rogando... que nos estemos con El» (7M 3,9). La suerte de la oración está más en manos de Dios que en las nuestras. Esto, además de ser estimu­lante y consolador, es urgencia de responsabilidad y compromiso.  

Dios es agente, protagonista de la oración.

-  «Nos trae a su presencia»,

-  «nos anda rogando que nos queramos estar con El»,

-  «no dejará nada por hacer» para que se produzca el encuentro amis­toso.

Activamente espera hasta que le abrimos la puerta o surge en no­sotros el deseo de querer acoger su acción de gracia y amor.  

Dios despliega su poder de gracia y quiere que el alma lo «sienta». Cuando Teresa, con fino y poderoso instinto de gracia, había venido buscando en su oración, «representar a Dios dentro de sí», dar con la Persona divina, se le da ahora en creciente abundancia, con efi­cacia de «conversión» a la Persona. Y se le da a toda su persona. Pro­gresivamente así lo percibe, como una llamada a estar dentro y desde dentro con Dios.  

Oración, eclosión mística

1. Un Dios deseoso de dar

2. Experiencia mística

—Oración de recogimiento infuso

—Oración de quietud,

—Oración de unión   

Otros materiales en Dropbox

FOTO

 

 Invoca al Espíritu.  Te lleva a vivir en amistad con Jesús, el verdadero tesoro de tu corazón. Despójate de todo lo que te impida ser tu mismo; regala hasta aquello que crees necesario. En silencio y vacío se oye el rumor de la Presencia.

Palabra de Jesús. El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo que, al encontrarlo un hombre, vuelve a esconderlo y, por la alegría que le da, va, vende todo lo que tiene y compra el campo aquel.» (Mt 13, 44).

Audición: ESTE TESORO ESCONDIDO, ESTA DENTRO DE TI, ESTÁ DENTRO DE MÍ ESTE TESORO ESCONDIDO, ESTÁ DENTRO DE MÍ.  (5M 1,3)

(CD Rogelio Cabado)

 - Para aprovechar mucho en este camino y subir a las Moradas, no está la cosa en pensar mucho, sino en amar mucho, y ansí, lo que más os despertare a amar, eso haced. Amar no está en el mayor gusto, sino en la mayor determinación de desear contentar en todo a Dios y procurar no le ofender, y  que vaya siempre adelante la honra y la gloria de su Hijo y aumento de la Iglesia. (4M 1,7). La voluntad bien me parece que debe estar unida con la de Dios. (4M 2,8). Es menester amar a Dios sin interés. Suyas somos, hermanas, haga lo que quisiere de nosotros: llévenos por donde fuere servido.

- Este tesoro escondido, le hay en nosotras mesmas. (5M 1,3). Quien de verdad se humillare y desasiré, no dejará el Señor de hacernos esta merced y otras. (4M 2,10). En esta morada no hay ni imaginación, ni memoria ni entendimiento que pueda impedir este bien (5M 1,5). Cuando el alma torna en sí, en ninguna manera puede dudar que estuvo en Dios y Dios en ella (5M 1,9)

 Momento de silencio   Expresiones de oración  

Testimonio:  “Yo dije al hombre que guardaba la puerta de la vida: ‘Dame una luz para encontrar mi camino en lo desconocido’. El me respondió: ‘Entra en las tinieblas y pon tu mano en la mano de Dios. Eso será para ti más útil que una luz, más seguro que un camino familiar’. Entonces me puse en camino y al encontrar la mano de Dios, marché alegre al corazón de la noche” (Minnie Louise Haskins). 

Documentación: F. 4 ITINERARIO DE LA ORACIÓN DE SANTA TERESA / III

Enlace web https://www.dropbox.com/sh/9el0atzfqq52a3z/AADcBCSyFoUzzu25UwtKzY ... a?dl=0