Con el hermano que vive a nuestro lado… Tened la ternura de Jesús

FOTO

SEMANA DE ESPIRITUALIDAD

“Juntos andemos”
Acompasar nuestros pasos al paso de Jesús  

1. SALUDO – ACOGIDA  

Buenas tardes. Bienvenidas, bienvenidos a este encuentro de espiritualidad. Hoy vamos a detenernos en la ternura de Jesús. Hacemos un momento de silencio para dejar paso al misterio de Jesús. ¿Por qué no acogemos la oferta de ternura que nos hace esta tarde? La acogida amable que nos estamos regalando estos días, la sencillez con que intentamos hacerlo y vivirlo todo, crea, de golpe, una relación sencilla y fraterna. Esta es la manera de actuar que tiene el Espíritu.   No olvidamos que la meta de todos estos días es la Pascua: el más impresionante desbordamiento de la ternura de Jesús, presente para siempre, como el mejor de los perfumes, en medio de nosotros.   Dejamos las prisas, los agobios, los problemas del día. Nos serenamos. Respiramos profundamente. El silencio es el terreno abonado donde germina la ternura, la sencillez, la alegría. Para que todos estemos dispuestos a unirnos a la revolución de la ternura, a la que nos convoca el Papa Francisco.   La ternura empieza por pequeños detalles, que llevan el asombro a los rostros. Vamos a ver un video, tratando de fijarnos en los rostros, en la relación nueva que se establece entre gentes anónimas.  

Video: Himno a la alegría de la orquesta de Sabadell en la plaza.  

Canto: Tened la ternura de Jesús.     

Imágenes del Papa Francisco acompañando la canción.  

1.  ILUMINACIÓN EVANGÉLICA: LA TERNURA DE JESÚS  

2.  ACERCAMIENTO DEL TEMA A LA REALIDAD  

  • Película de la ternura: “Cuerdas”      
  • Diálogo entre todos.  

3.  MOMENTO DE ORACIÓN

* Bienaventuranzas de la ternura de Jesús  

- Bienaventurados los que se hacen pequeños al estilo de Jesús.         

Jesús, ternura de Dios, acaricia mi corazón.  

- Bienaventurados los que saben acercarse a los más débiles y les regalan gestos de ternura, como hace Jesús.         

Jesús, ternura de Dios, acércate y toca mis heridas.

- Bienaventurados los que se atreven a dejarse perdonar y a perdonarse a sí mismos y a los demás.         

Jesús, ternura de Dios, dame el abrazo de tu perdón.  

- Bienaventurados los que se alimentan de la eucaristía y hacen de su vida un pan partido para todos.         

Jesús, ternura de Dios, enséñame a vivir el Padre nuestro con el pan nuestro.  

- Bienaventurados los que se dejan mirar por Jesús y llevan su mirada de ternura en sus ojos.         

Jesús, ternura de Dios, mírame y deja tu rostro dibujado en mi corazón.  

- Bienaventurados los se comprometen a paliar el hambre y la sed de los pueblos más pobres de la tierra.         

Jesús, ternura de Dios, sacia mi sed con tu agua viva.  

- Bienaventurados los que vuelven a la casa del Padre para recibir el abrazo de tu misericordia entrañable.         

Jesús, ternura de Dios, hazme descubrir en cada persona que pasa a mi lago a un hermano que Tú me regalas.  

- Bienaventurados los que miran la cruz de Jesús para aprender lo que es el amor y la ternura sin límites.         

Jesús, ternura de Dios, en tu cruz pongo mi cruz, en la cruz de mis hermanos pongo mis manos.  

* La ternura de María  

   Se proyecta una imagen de María.  

   Canto: María, de ti nace la vida, de ti brota el amor. María, de ti parte el camino que lleva hasta el Señor.

María. Tú eres, María, la experiencia más bella del Evangelio.

En ti Dios se ha hecho Alegre Noticia para la humanidad.

Eres la mujer creyente que acoge y guarda la Palabra;

Eres estilo de vida, nuevo y fascinante en la historia.

 

Gracias, María, por tu corazón bueno y disponible.

Gracias, María, por tu corazón sincero y transparente.

Gracias, María, por tu corazón lleno de luz y de amor.

Gracias, María, por tu corazón abierto al infinito.  

 

Aquí me tienes, en busca de un camino libre de fe

Aquí me tienes, en busca de semillas de alegría.

Aquí me tienes, en busca de un sendero de justicia.

Aquí me tienes, en busca del rostro del Dios vivo.  

 

Gloria a ti, María, Casa donde Dios mora.

Gloria a ti, María, Madre de Cristo y Madre nuestra.

Gloria a ti, María, Madre la ternura.

Documentación: CON EL HERMANO QUE VIVE A NUESTRO LADO… TENED LA TERNURA DE JESÚS

Documentación: ILUMINACIÓN EVANGÉLICA: TENED LA TERNURA DE JESÚS

Documentación: UN POEMA: ¿PORQUÉ EN EL PAN? Y UN CUENTO: EL ESPANTAPÁJAROS