Orar con niños: Queremos vivir y celebrar la fe en familia

FOTO
“Educar en la fe es hermoso. Es, quizás, la mejor herencia que podemos dejar: la fe.
Educar en la fe, para hacerla crecer. Ayudar a niños, muchachos, jóvenes y adultos a conocer y amar  cada vez más al Señor, es una de las más bellas aventuras educativas: se construye la Iglesia”…
Papa Francisco 

“La celebración del Año de la Fe, permitirá acrecentar la alegría y el entu­siasmo renovado del encuentro con Cristo” (cf. Porta fidei, 2). 

Durante este año, en varias ocasiones hemos profundizado y confesado la fe, en nuestras Diócesis, parroquias y colegios, hoy queremos ofreceros unos recursos y materiales para acoger, vivir, celebrar y transmitir con gozo este gran regalo de la fe en la familia. 

Objetivos:

- Profundizar de nuevo: ¿Cuál es este regalo?

- Caer en la cuenta de que la fe es una pequeña semilla que está llamada a crecer, desarrollarse y dar frutos.

¿Cuáles son los factores indispensables para que crezca?, ¿Cómo hacerlo en la parroquia, en grupos, en familia? Nos responde el Papa Francisco: “Se guía al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio”. 

  • De una manera muy sencilla, viviendo los acontecimientos de la vida familiar en presencia de Dios, presentándole nuestras preocupaciones, nuestras dificultades, nuestras alegrías  y nuestros gozos.
  • Leyendo y acogiendo la Pa­labra de Dios. En ella encontramos a Cristo viviente.
  • Cuidando la oración en familia, el encuentro diario con la persona de Cristo en la oración. Ante todo, caminar desde Cristo significa tener familiaridad con él, tener esta familiaridad con Jesús”.
  • La fe actúa por la caridad. Queremos estar abiertos y atentos a las necesidades de los más pobres. Invitar a los niños a ser generosos, buscando gestos de solidaridad con nuestros familiares, vecinos y los que viven a nuestro lado.
  • Buscando momentos propicios en familia para escucharse, hablar, dialogar, vivir, anunciar y compartir la fe. 

Actividades en familia:

  • Asistir a un bautismo, explicar con mucha atención los signos, las palabras y gestos de  la celebración
  • Visitar la pila bautismal donde cada uno haya sido bautizado, en el aniversario de su propio bautismo y renovar las promesas del bautismo.
  • Escribir e Ilustrar con los niños el Credo
  • Preparar un espacio para la oración en el salón, con la Palabra de Dios, una vela o si tienen el cirio de su bautismo y el Credo ilustrado por los niños. 

Oración

Para los adultos os proponemos escuchar y meditar las palabras del Papa Francisco dejándolas que hagan eco en nuestros corazones:

“¿Cómo estáis en la presencia del Señor? Cuando vas a la Iglesia, miras al Sagrario, ¿qué hacéis? Sin palabras. Pero yo hablo y hablo, pienso, medito, siento. ¡Muy bien! Pero ¿te dejas mirar por el Señor? Dejaros mirar por el Señor. Él nos mira y ésta es una manera de rezar. ¿Te dejas mirar por el Señor? ¿Cómo se hace? Miras al Sagrario y te dejas mirar… Así de sencillo. Es un poco aburrido, me duermo… ¡Duérmete, duérmete! De todas formas Él te mirará, igualmente te mirará. Pero tienes la certeza de que Él te mira. Y esto es mucho más importante que tener el título de catequista: forma parte del “ser” catequista. Esto caldea el corazón, mantiene encendido el fuego de la amistad con el Señor, te hace sentir que verdaderamente te mira, está cerca de ti y te ama...

Dejaos mirar por el Señor. Comprendo que para vosotros no sea tan sencillo: es difícil encontrar un tiempo prolongado de calma, especialmente para quienes están casados y tienen hijos. Pero, gracias a Dios, no es necesario que todos lo hagan de la misma manera; en la Iglesia hay variedad de vocaciones, lo importante es encontrar el modo adecuado para estar con el Señor; y esto se puede hacer; es posible en todos los estados de vida. En este momento, cada uno puede preguntarse: ¿Cómo vivo yo este «estar» con Jesús? Ésta es una pregunta que os dejo: “¿Cómo vivo yo este estar con Jesús, este permanecer con Él?”. ¿Hay momentos en los que me pongo en su presencia, en silencio, me dejo mirar por él? ¿Dejo que su fuego inflame mi corazón? Si en nuestros corazones no está el calor de Dios, de su amor, de su ternura, ¿cómo podemos nosotros, pobres pecadores, inflamar el corazón de los demás? Pensad en esto”.

Reflexión con los niños

Pequeño gesto para entender lo que quiere decir fiarse. Se venda los ojos de un niño y le decimos que camine… 
No puedo… no veo nada…voy a tropezar…
Un compañero le coge de la mano y siguen caminando juntos
Ahora, sí… no veo pero voy seguro
¿Qué quiere decir creer?
Creer es igual a fiarse, confiar, dejarse llevar,  dejarse guiar, porque no estoy solo, aunque no vea.
¿De quién me fío?
Me fío de los que me quieren y a quien conozco: Mis padres, profes, abuelos, amigos…
Me fío de Dios

 Oración

Jesús, día y noche caminas a nuestro lado,
nos llevas de la mano.
Caminamos a oscuras, pero Tú siempre vas con nosotros.
Nos guías y acompañas, contigo no tememos nada.
Creemos en Ti, pero auméntanos la fe.
Queremos agradecerte, Señor, el don de la fe
que recibimos el día de nuestro bautismo,
queremos cuidar esta pequeña semilla,
conocerte y quererte cada día más,
seguir tus huellas, como Tu hacer el Bien…
Haz  que, nuestra fe y nuestra caridad crezcan cada día más
y así, podamos gozar desde ahora de tu amor
y de la alegría del cielo para siempre.

 Actividades lúdicas cf. PDF. 

  • Completo el credo llenando los huecos
  • Después ilustro y decoro la hoja para colocarla en el espacio de oración
  • Podemos pedir a los miembros de la familia que lo firme
  • Ajusta tus conocimientos

Blanqui Wi

Documentación: MI CREDO

Documentación: SOPA DE LETRAS

Documentación: AJUSTA TUS CONOCIMIENTOS