La confianza en la misericordia de Dios

“La confianza, y nada más que la confianza, puede conducirnos al amor” (Carta 197 a Sor María del Sagrado Corazón 17-09-1896). 

Mi camino es todo él de confianza y de amor, y no comprendo a las almas que tienen miedo de tan tierno amigo (Carta 226 al P. Roulland 9 de mayo de 1897).

MOTIVACIÓN 

Monitor: Bienvenidos/as a esta celebración orante con motivo de la fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús. Nos acercamos a Teresita en este encuentro de oración para descubrir en ella el caminito de la fe que la llevó a vivir confiadamente en la Misericordia Divina. Toda su vida fue un acto de abandono continuo en Dios, incluso en los momentos de mayor oscuridad. A través del testimonio de su vida, queremos reavivar en nosotros el espíritu de confianza. Aprender a abandonarnos totalmente en las manos de nuestro Padre Dios que nos ama entrañablemente.   

Audición del canto de confianza y abandono: Lo que agrada a Dios en mi pequeña alma es que ame mi pequeñez y mi pobreza. Es la esperanza ciega que tengo en su misericordia.

1.  LA CONFIANZA ES EL CAMINO QUE NOS CONDUCE AL AMOR 

Monitor: Ayudados por la música y el gesto corporal, durante unos minutos, os invitamos a expresar una actitud de abandono confiado en nuestro Padre Dios que nos habita, nos cuida y nos envuelve. 

Gesto: Sentados, apoyamos sobre las rodillas las manos abiertas, cerramos los ojos y respiramos suavemente. Mientras, oímos una música suave que nos invita a silenciarnos y a entrar en nuestro interior para acoger el amor misericordioso de nuestro Padre Dios. (Música instrumental de relajación)  

Momento de silencio 

Lector: recita en voz alta con música de fondo el Salmo 130: (Continúa la música instrumental) 

 “Señor, mi corazón no es ambicioso ni mis ojos altaneros;
no pretendo grandezas que superan mi capacidad;
sino que acallo y modero mis deseos
como un niño en brazos de su madre.
Espero en el Señor ahora y por siempre”. 

Pausa de silencio 

Audición: Se siente una paz tan grande al saberse absolutamente pobre (Bis); y al no contar más que con Dios, no contar más que con Dios. Absolutamente pobre (Bis). (CD Mi vocación es el amor, Luis Alfredo Díaz).  

Pausa de silencio

2. MI CAMINO ES TODO ÉL DE CONFIANZA Y DE AMOR 

Monitor: A través de unas imágenes en formato video os presentamos el itinerario de confianza de Teresita. 

Video: El camino de la confianza en Teresita 

- Teresita aprendió ya a vivir la confianza en su ambiente familiar.

- Confió siempre a pesar de su debilidad, susceptibilidad…  y en las dificultades de su infancia.

- Se siente abandonada del cariño materno de su madre y hermana y experimenta y agradece su curación a la bondad y a la ternura de la Virgen María de la Sonrisa.

- Su fragilidad se vio fortalecida por la gracia recibida en la noche de Navidad de 1886

- Ora confiadamente por la conversión de Pranzini, un condenado a muerte.

- Confiada en Dios Padre emprende los trámites para conseguir  la autorización para ingresar en el Carmelo.

- La confianza en el Señor la fortalece en los sufrimientos dentro del Carmelo.

- El diálogo con el Padre Alexis Prou, la libera de todos sus miedos y la lanza a velas desplegadas por los mares de la confianza y del amor.

- Se encontró con un Dios misericordioso y le brotó la confianza sin límites.

- Descubre su caminito de confianza en la Misericordia Divina.

- Confía sus deseos de ser Santa en manos de Dios Padre. 

“Ya que me has amado hasta darme a tu Hijo único para que fuese mi Salvador y mi Esposo, los tesoros infinitos de sus méritos son míos; te los ofrezco gustosa, y te suplico que no me mires sino a través de la Faz de Jesús y en su Corazón abrasado de amor”. 

-  La confianza filial es el clima de su vida de oración.

“Me elevo a El por la confianza y el amor”.

-  La confianza de Teresita se convierte en fuente inagotable de gozo y fortaleza.

“En la tarde de esta vida, compareceré delante de ti con las manos vacías”.

“Deseo cumplir perfectamente tu voluntad y alcanzar el grado de gloria que Tú me has preparado en tu reino. En una palabra, quiero ser santa. Pero siento mi impotencia, y te pido, Dios mío, que Tú mismo seas mi santidad”.  

Momento de silencio 

Audición: Deseo ser santa, pero siento mi impotencia (bis). Y os pido ¡oh, Dios mío!, ¡oh, Dios mío! que vos mismo seáis mi santidad. (CD Mi vocación es el amor, Luis Alfredo Díaz).  

3. ABIERTOS A LA CONFIANZA EN EL DIOS PADRE QUE NOS AMA 

Monitor: Invitamos a compartir la resonancia que ha producido en nosotros el caminito de Teresita. 

Entre cada intervención se intercala esta antífona: Mi vocación es el amor. 

Monitor: Os ofrecemos un video donde Teresita nos dice que la santidad es posible en las pequeñas cosas de cada día, hechas con amor. 

Video: El fruto de la confianza es el Amor 

Monitor: Terminamos con una oración de Confianza de Teresita. 

Padre Dios que has preparado tu Reino para los humildes y sencillos, concédenos la gracia de seguir confiadamente el camino de Teresita.

Confiados siempre en tu Divina Misericordia te pedimos que el Espíritu Santo reavive en nuestro interior el abandono a tu voluntad.

Con la ayuda de nuestra Madre la Virgen de la Sonrisa, nos fiamos totalmente de tu Palabra para vivir con alegría la fe, la esperanza y el amor. 

4. VIVIR LA CONFIANZA EN LA ENTREGA A LOS DEMÁS 

Monitor: Iluminados por la Palabra de Dios y de Teresita volvemos al camino de la vida para vivir la confianza en una entrega generosa a los demás.  

Canto final: En el corazón de mi Madre la Iglesia, yo seré el Amor.

Equipo CIPE

FOTO

Más información en la web:
- El Padre nuestro de santa Teresita
- MI CANTO DE HOY
- Santa Teresa de Lisieux