A cipecar en el 25 Aniversario de los Amigos de Orar

FOTO
Mírame profundamente,
porque estoy llegando a cada instante:
En la sonrisa compasiva de unos labios que besan,
en el abrazo tierno de un alma enamorada,
en esa suave brisa que acaricia tu rostro cada mañana.
 
Aún estoy llegando…
Para hacerte uno en mí y llevarte a casa,
dejaré la puerta abierta y encendida la lámpara.
 
Yo siempre te amé… te amo,
y seguiré amando
hasta el hondón del alma.
 
Ana Duart

FOTO