La Asunción de la Virgen María

FOTO

Lecturas: Apocalipsis 11,19a; 12,1-6. 10ab; Salmo 44, 10-16; 1ª Corintios 15,20-27

Evangelio: Lucas1,39-56

vv.39-40:

En aquellos días,
- se levantó María y
- se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá
- entró en casa de Zacarías y
- saludó a Isabel.

- con prontitud…: Actitud de disposición inmediata a Su Voluntad (de Dios)

- región montañosa: Una parte de Judea junto la llanura de la costa y el valle del Jordán.

- Según la tradición firme, fue a Ain Karem, a las  afueras de Jerusalén.

- De Nazaret a esta región son alrededor de 140 km. que se podían andar en tres o cuatro días.

- saludó: Sería el saludo judío habitual: La Paz contigo.

- Atención a la palabra La Paz

v.41:  Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena  de Espíritu Santo

- La Palabra de María es eficaz como lo es la de Dios.

- María dice la Paz y está Paz inunda a Isabel.

- Saltó de Gozo el niño Juan en el seno materno

- Isabel quedó llena del Espíritu Santo en un mini-pentecostés que ha puesto en marcha María con su presencia y sencilla palabra.

Es posible que Lucas más de una vez oyera a Pablo: Que el Reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.

María es, pues, portadora del Reino y provoca un pequeño pentecostés.

vv.42-45:  y exclamando con gran voz, dijo:
1.- «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;
2.-  ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?
Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno.
3.- ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»

El teólogo Lucas ha puesto en boca de la carismática Isabel lo que su iglesia creía sobre María de Nazaret.

1.- Es la madre más extraordinaria porque tiene el hijo, el fruto, más maravilloso.

2.- Es la madre del Señor; para Lucas como para Pablo (Flp 3,8) es la madre del Hijo de Dios, la theotokos.

3.- Es la Creyente.

vv.46-47:  Y dijo María:
«Engrandece mi alma al Señor
 se alegra mi espíritu en Dios mi salvador

- Aquí tenemos un paralelismo sintético:  mi alma/mi espíritu  

Señor/Dios, mi Salvador;  engrandece/salta de gozo.

vv.48-50: MIRADA LLENA DE BONDAD.

porque  ha puesto los ojos en la pequeñez de su esclava,
por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán  bienaventurada,
porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre  
y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen.

- ha puesto los ojos: es la mirada llena de bondad de los salmos.

- pequeñez: el término griego estaría por la poca valía social

- desde ahora: profetizó porque desde las alabanzas de Isabel hasta las de la letanía María ha sido proclamada bienaventurada,  feliz.

vv.51-53: EL PODERÍO DEL BRAZO DE DIOS.

Desplegó la fuerza de su brazo:

dispersó a los que son soberbios en su propio corazón,

derribó a los potentados  de sus tronos = y

exaltó a los humildes.  

- Tenemos un fuerte paralelismo antitético: soberbios-potentados/ humildes

derribó/exaltó.

v.53:

A los hambrientos colmó de bienes

a los ricos despidió sin nada.

- Otro paralelismo antitético 

- Vemos que es un cántico de la Revolución de un Dios que no piensa apoyar a los hombres soberbios, potentados, ricos.

vv.54-55:  Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia
como había anunciado a nuestros padres; en favor de Abraham y de su linaje por los siglos.

- Es bello constatar que María es hija del pueblo de Abrahán.

- Recuerda que Dios amorosamente acogió a Israel, su servidor.

v.56: María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.

-Volvió con el embarazo bien visible. Apenas hemos reparado con qué sentimientos se acercaría a Nazaret, donde José, su esposo, se daría cuenta de ese embarazo.

- Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto. Así lo tenía planeado (Mt 1,19-20 a).

- ¡Qué fuerte tuvo que ser para la pareja!

- Es grandiosa la fe-confianza de María en el Señor cuando calló y dejó que el Señor diera a conocer a José el misterio de su embarazo.

Señor Jesús a ti nos dirigimos mencionando a tu Madre. Madre de nuestro Hermano Mayor y madre nuestra, te pedimos que intercedas ante tu Hijo para que nos ayude a plasmar en nuestro corazón los sentimientos de sencillez y grandeza que viviste alrededor de tu FIAT, de SÍ total que diste al Padre movida por el Espíritu Santo. Amén.