2. Ideario de los GOT comentado

2.- ¿Quiénes somos? Una realidad humilde, llamada a ser cauce para ayudar a vivir la fascinante aventura de la libertad cristiana, y ellos a través del camino de la oración tal como nos la enseñan, mediante su experiencia y magisterio, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz y los hermanos y hermanas de la familia del Carmelo.  

 

-        ¡Qué bello que se acentúe desde el comienzo el tema de la libertad! Porque orar, al estilo del Carmelo, es aprender a ser libres. Enseñar a orar es enseñar a ser libre y cómo ganar libertad. Solo las personas libres pueden entregarse al “verdadero amigo nuestro” (Camino de Perfección 9,4). Los GOT son una experiencia de libertad. “Para que seamos libres nos liberó Cristo” (Gal 5,1),  “donde hay Espíritu del Señor hay libertad” (2Cor 3,17). La libertad para vivir y anunciar el Evangelio nacen de la libertad que nos ha conseguido Jesús con su muerte y resurrección.

-        La libertad es el perfume que se respira en los GOT. Si no se respira un aire de libertad, por dentro y por fuera, se está lejos de lo que quieren ser los GOT. De la libertad son testigos apasionados los santos del Carmelo. “Un alma apretada no puede servir bien a Dios” (Carta 376, al P. Gracián). 

-        Las pruebas de la vida son un precioso elemento de discernimiento para saber hasta qué punto somos libres. ¿Qué nos dejan por dentro? ¿Apretamiento del corazón? ¿Libertad? ¿Humor? Las pruebas “son cosillas en que podemos entender si estamos libres” (3Moradas 2,6).

-        Los santos del Carmelo son grandes comunicadores de la experiencia de Dios que han tenido. No se guardaron para sí los dones que recibieron del Señor, sino que los pusieron en una mesa común para que los buscadores de los paisajes inexplorados de Dios encuentren luz y ayuda para el camino.

-        La comunicación de la experiencia siempre la realizan en diálogo con los buscadores, escuchando preguntas, acompañando, tocando la vida concreta. Al estilo de Jesús: “A vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer” (Jn 15,15).

-        Ellos supieron lo importante que era encontrar ayudas en el camino de la oración, lo fundamental que era encontrarse con testigos que digan con la vida que es posible en esta vida tratar con Dios, lo necesario que es escuchar a quien te comunique lenguaje para aprender el misterioso idioma de la oración. 

Archivos PowerPoint

Ideario de los Got (1) Descargar 2,6 MB