Primer viaje misionero de Pablo y Bernabé

FOTO

PRIMER VIAJE MISIONERO. EL PADRE AMA Y DA SU LUZ A TODOS LOS PUEBLOS

PALABRA: 1 aCarta a los Tesalonicenses.

IMAGEN: Iconos 7 y 8. (Revista Orar nº 203).

"Pablo y Bernabé, enviados por el Espíritu Santo, fueron a Seleucia y de allí se embarca­ron para Chipre. Al llegar a Salamina anuncia­ron la Palabra de Dios en las sinagogas de los judíos" (Hech 13, 4-5).

Pablo, lleno del Espíritu Santo, se pone en camino para anunciar el Evangelio a los paga­nos, a fin de que lleguen a ser una "ofrenda agradable a Dios, santificada por el Espíritu Santo" (Rom 15, 15-16).

Al visitar las comunidades "exhortaba a per­severar en la fe, recordándoles que debían pasar por muchas tribulaciones para entrar en el reino de Dios" (Hech 14, 22).

Después de este viaje, Pablo y Bernabé van a Jerusalén. Pablo estaba marcado por el profeta Isaías, aquel que hablaba de la fidelidad de Dios con Israel y la misericordia con todos los pueblos.

"Sean mutuamente acogedores, como Cristo los acogió a ustedes para la gloria de Dios. Porque les aseguro que Cristo se hizo servidor de los judíos para confirmar la fideli­dad de Dios, cumpliendo las promesas que él había hecho a nuestros padres, y para que los paganos glorifiquen a Dios por su misericor­dia. Así lo enseña la Escritura cuando dice: Yo te alabaré en medio de las naciones, Señor, y cantaré en honor de tu Nombre. Y en otra parte dice: ¡Pueblos extranjeros, alégrense con el Pueblo de Dios! y también afirma: ¡Alaben al Señor todas las naciones; glorifíquenlo todos los pueblos! Y el profeta Isaías dice a su vez: Aparecerá el brote de Jesé, el que se alzará para gobernar las naciones paganas: y todos los pueblos pondrán en él su esperanza" (Rom 15, 7-12).

SEMEJANZAS DE PABLO CON JESÚS

Lc 4, 36                        Hech 13, 42

Causan sorpresa, admiración.

Lc 10, 11                      Hech 13, 45-47

Causan rechazo.

Lc 9, 5                         Hech 13, 51

Sacuden el polvo de sus pies.

Mt 10, 22                      Hech 14, 19

Son rechazados, apedreados.

Mt 9, 1-2                      Hech 14, 8-9

Curan a un paralítico.

PREGUNTAS

1) ¿Cual es mi actitud ante cada persona que encuentro y se manifiesta alejada de Dios?

2) ¿Tengo siempre presente que Cristo murió por cada persona? (Rom 14, 1-15)

3) ¿Voy al encuentro de las personas más ale­jadas y más necesitadas?

4) ¿Busco escuchar la Palabra para anunciar­la a todos?

ORACIÓN CONCLUSIVA

Salmo 99: "Aclame al Señor toda la tierra".

Oración a san Pablo

Santo Apóstol,
que con tu doctrina y caridad
has evangelizado al mundo entero,
mira benigno a tus hijos y discípulos.
Todo lo esperamos
de tus súplicas al Maestro Divino y a María,
Reina de los Apóstoles.
Haz, Doctor de las gentes,
que vivamos de la fe,
nos salvemos por la esperanza
y reine en nosotros soberana la caridad.
Consigue para nosotros, Vaso de elección,
que correspondamos dócilmente
a la gracia divina,
para que no quede infructuosa en nosotros.
Haz que cada vez más te conozcamos,
amemos e imitemos;
que seamos miembros vivos de la Iglesia,
Cuerpo místico de Jesucristo.
Suscita muchos y santos apóstoles.
Experimente el mundo el cálido soplo
de la verdadera caridad.
Haz que todos conozcan
y glorifiquen a Dios
y al Maestro Divino, Camino, Verdad y Vida.
Y tú, Señor Jesús,
que nos ves desconfiar de nuestras fuerzas,
concédenos, por tu misericordia,
ser defendidos contra toda adversidad
por la poderosa intercesión de san Pablo,
nuestro maestro y padre.
BEATO SANTIAGO ALBERIONE