A LA TARDE TE EXAMINARÁN EN EL AMOR

FOTO

VIGILIA PARA LA FIESTA DE SAN JUAN DE LA CRUZ

Lema: A la tarde te examinarán el amor.

¿Suena el timbre?
Vamos, rápido, abramos;
es Dios que viene a amarnos...
¿Es hora de ponernos a la mesa para comer?
Vamos, es Dios mismo que viene a amarnos.
Dejémosle hacer...  (Madeleine Delbrel)

MOTIVACIÓN

San Juan de la Cruz nos ayuda a preparar el encuentro con Cristo, el Señor, a descubrir su Amor y su Presencia allí donde Él se esconde, en los más necesitados. Dios viene a nosotros, pero necesitamos esperarle como Él quiere presentarse y por dónde desea venir. No pienses que le interesa otra cosa sino tu amor concreto a las personas que le representan. A la tarde de la vida, de cada día, en la tarde de hoy te pregunta por tu amor. No prepares otra respuesta. No aprendas otra lección. No le busques en otro sitio ni le esperes por otro camino.

Canto  

CON VOSOTROS ESTA Y NO LE CONOCEIS.

CON VOSOTROS ESTA, SU NOMBRE ES «EL SEÑOR».  (Bis)  

Su nombre es «el Señor» y pasa hambre,
y clama por la boca del hambriento,
y muchos que lo ven pasan de largo
acaso por llegar temprano al templo.
Su nombre es «el Señor», y sed soporta
y está en quien de justicia, va sediento,
y muchos que lo ven pasan de largo,
a veces ocupados en sus rezos.
 
Su nombre es «el Señor» y está desnudo,
la ausencia del amor hiela sus huesos,
y muchos que lo ven pasan de largo,
seguros y al calor de su dinero.
Su nombre es «el Señor» y enfermo vive,
y su agonía es la del enfermo
y muchos que lo saben no hacen caso
tal vez no frecuentaba mucho el templo.
 
Su nombre es «el Señor» y está en la cárcel,
está en la soledad de cada preso,
y nadie lo visita, y hasta dicen:
«tal vez Ese no era de los nuestros».
Su nombre es «el Señor»: el que sed tiene.
El pide por la boca del hambriento,
está preso, está enfermo, está desnudo,
pero El nos va a juzgar por todo eso.  

Introducción de la palabra y la luz 

Junto a ellos se introducen o se presentan símbolos de la necesidad y de la asistencia:

Ø       Un delantal, una toalla, y otros símbolos de servicio a los pobres.

Ø       Pan, agua y vino.  

Se escenifica el texto de Mateo 25, 31-46 

Narrador: En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 

Jesús: “Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su glo­ria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su iz­quierda.  

Narrador: Entonces dirá el rey a los de su derecha:  

Rey: “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el rei­no preparado para vosotros desde la creación del mundo.  

Jesús: Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, es­tuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme”.  

Narrador: Entonces los justos le contestarán:  

Un grupo de voces: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimenta­mos, o con sed y te dimos de beber?;  

Otro grupo: ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? 

Otras voces: ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a ver­te?”  

Narrador: Y el rey les dirá:  

Rey: “Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis”.  

Narrador: Y entonces dirá a los de su izquierda: 

Rey: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno prepara­do para el diablo y sus ángeles.  

Jesús: Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis”. 

Narrador: Entonces también éstos contestarán:  

Grupo de voces: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o fo­rastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asis­timos?” 

Narrador: Y él replicará:  

Jesús. “Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo”.  

Narrador. Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eter­na. Palabra de Dios. –Te alabamos, Señor 

Silencio y música. 

Mientras, se intercalan alguno de estos textos de san Juan de la Cruz: 

*        “ ... Ame mucho a los que la contradicen y no la aman, porque en eso se engendra amor en el pecho donde no le hay; como hace Dios con nosotros, que nos ama para que le amemos mediante el amor que nos tiene.”     

Canto: El lenguaje que él más oye, sólo es el callado amor. 

*        “… aunque un alma tenga altísimas noticias de Dios y contemplación, y conociere todos los misterios, si no tiene amor, no le hace nada al caso, como dice san Pablo: Tened esta caridad que es vínculo de la perfección. Esta caridad y amor del alma hace venir al Esposo corriendo a beber de esta fuente de amor de su Esposa, como las aguas frescas hacen venir al ciervo sediento y llagado a tomar refrigerio”. 

Canto: El lenguaje que él más oye, sólo es el callado amor. 

*         “Donde es de notar que Dios no pone su gracia y amor en el alma sino según la voluntad y amor del alma. Por lo cual, esto ha de procurar el buen enamorado que no falte, pues por ese medio, como habemos dicho, moverá más (si así se puede decir) a que Dios le tenga más amor y se recree más en su alma. Y para seguir esta caridad, hase de ejercitar lo que de ella dice el Apóstol: La caridad es paciente, es benigna, no es envidiosa, no hace mal, no se ensoberbece, no es ambiciosa, no busca sus mismas cosas, no se alborota, no piensa mal, no se huelga sobre la maldad, gózase en la verdad, todas las cosas sufre que son de sufrir, cree todas las cosas, es a saber, las que se deben creer, todas las cosas espera y todas las cosas sustenta, es a saber, que convienen a la caridad.” CB 13, 12 

Canto: El lenguaje que él más oye, sólo es el callado amor. 

*         “¡Oh, Señor Dios mío!, ¿quién te buscará con amor puro y sencillo que te deje de hallar muy a su gusto y voluntad, pues que tú te muestras primero y sales al encuentro a los que te desean?” 

*        “¡Oh dulcísimo amor de Dios, mal conocido! El que halló sus venas descansó.” 

*        ¡No me quitarás, Dios mío, lo que una vez me diste en tu único Hijo Jesucristo, en que me diste todo lo que quiero. Por eso me holgaré que no te tardarás si yo espero. ¿Con qué dilaciones esperas, pues desde luego puedes amar a Dios en tu corazón?”  

Canto: El lenguaje que él más oye, sólo es el callado amor. 

*         “A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición.” 

*        “Quien a su prójimo no ama, a Dios aborrece” 

Canto: El lenguaje que él más oye, sólo es el callado amor. 

*        “ Estrellas para llegar a la suma perfección del amor de Dios: amor del prójimo, obediencia, castidad, pobreza, penitencia, humildad, oración, silencio, paz …” 

*        “Cuanto más crece este amor del prójimo, tanto más crece el de Dios, y cuanto más el de Dios, tanto más éste del prójimo”  Subida 3, 23, 1. 

Canto: El lenguaje que él más oye, sólo es el callado amor. 

Se proyecta la presentación: A la tarde te examinarán 

Si se puede se intercala el canto: A la tarde te examinarán en el amor 

Al fin de la proyección se canta: A donde no hay amor pon amor y sacarás amor. 

Preces y expresiones espontáneas 

Padre nuestro 

Oración final: 

Todos (alternando) 

Ven a saciar nuestras hambres,
ven a curar nuestras llagas,
ven a aliviar nuestras cargas.
Ven, Señor, a salvarnos.
 
Ven a limpiar nuestro barro,
ven a encender nuestras lámparas,
ven a colmar la esperanza.
Ven, Señor, a salvarnos.
 
Ven a llenar el vacío,
ven a alegrar la tristeza,
ven a vestirnos de fuerza.
Ven, Señor, a salvarnos.
 
 Ven a quitar el pecado,
ven a romper las cadenas,
ven a ahuyentar las tinieblas.
Ven, Señor, a salvarnos.                   

            [tomado de La espesura del amor, Dios. Cáritas 2008. pág. 105-106}.

 Canto final: Maranatha, ven, Señor, Jesús

Archivos PowerPoint

Examen_Amor Descargar 1,0 MB

Más información en la web:
- Fiesta de San Juan de la Cruz