1. El encuentro de la Palabra en el Jordán

FOTO

Día primero: El encuentro de la Palabra en el Jordán.

1.- Acogida. Acogemos a las personas que vienen a participar en la Semana de Espiritualidad. Una buena acogida desbloquea las resistencias interiores y capacita para el encuentro con los demás y con Dios.

 

2.- Ensayo de cantos:

         Lámpara es tu Palabra para mis pasos,
         Luz en mi sendero.
         
         Yo soy la luz del mundo,
         el que vence las tinieblas.
         Yo soy la luz del mundo.      
        
         Agua, lávame, purifícame.
         Dame, agua, tu Espíritu.
         Agua, lávame.        

         Gloria al Padre y al Hijo, y al Espíritu Santo.

 3.- Presentación del tema del día

 Bienvenidas, bienvenidos.   

Hoy comenzamos la Semana de Espiritualidad, que tiene como título: Volver al Evangelio… De este modo nos unimos a toda la Iglesia que en este año siente el empuje del Espíritu para acercarse con nuevo impulso a la Palabra. Además, el tiempo de Cuaresma es un tiempo siempre propicio para abrir el oído y escuchar a nuestro Dios.

 Hoy queremos presentaros el tema: El encuentro de la Palabra en el Jordán.

 Hemos preparado montajes para recorrer, en la medida de lo posible, aquellos lugares que pisó y miró Jesús, lugares que tantos de nosotros hemos recorrido con inmensa emoción.

 Nuestro hermano Gabriel Castro, carmelita, ha preparado una enseñanza sobre lo que oyó Jesús en el Jordán, cuando se acercó a ser bautizado por Juan el Bautista. Será una ocasión para revivir nuestro bautismo, en el que también la voz de la Trinidad nos hace hijos en el Hijo y hermanos junto al Hermano mayor.

 Finalmente celebraremos todo esto con símbolos: las piedras con las que el pueblo de Israel celebró el paso del río Jordán, el agua del Jordán sobre nosotros que nos va a recodar el bautismo, la luz de Jesús que dio vista al ciego en las calles de Jericó, a la orilla del Jordán.        

4.- Entrada solemne de la Palabra 

Una vez que todos están sentados, suena una música alegre. Y una persona entra en la asamblea con la Palabra. Despacio. Se detiene en tres momentos, en los que la asamblea canta: “Lámpara es tu Palabra para mis pasos. Luz en mi sendero”.

 Coloca la Palabra en el ambón y proclama el texto escogido para este día:

          “Y sucedió que por aquellos día vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan       en el Jordán. En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a él. Y se oyó una voz que venía de los cielos: “Tú eres mi Hijo   amado, en ti me complazco” (Mc 1,9-11).

 Una vez proclamada la Palabra, se vuelve a cantar el cántico de entrada.

 5.- PowerPoint: En el río Jordán

 6.- Enseñanza de Gabriel Castro

            El encuentro de la Palabra en el Jordán: Oír el amor del Padre

 7.- El símbolo de las piedras

 -          Breve explicación: El pueblo de Israel, en su camino hacia la Tierra Prometida, se encontró con el obstáculo del Jordán. Por intervención de Dios, las aguas se separaron. Doce piedras del Jordán fueron señal de ese paso liberador. Para nosotros es un recuerdo vivo de todos los pasos de dificultades que hemos dado con la ayuda de Dios, para seguir sus caminos. Son señal de agradecimiento al Dios que siempre está con nosotros.

-          Doce personas llevan en sus manos una piedra. Se colocan mirando a la gente. (Música judía de fondo).

-          Y así permanecen mientras se lee la lectura de Jos 4, 1-9.

-          Una vez proclamada la lectura, colocan las piedras una junta a la otra.

 8.- El símbolo de la Luz

          - Breve explicación. Jesús oyó el amor del Padre en el Jordán. Esto le capacitó para oír los gritos de los pobres en los caminos. En Jericó escuchó al ciego mendigo. Nuestro bautismo nos prepara para oír las necesidades de los demás hermanos, que están en la orilla de todos los caminos.

  -          Canto:   Yo soy la luz del mundo, la que vence las tinieblas.

            Yo soy la luz del mundo.         
 
9.- El símbolo del agua que nos recuerda nuestro bautismo

         - Breve explicación: En este momento queremos renovar nuestra fe en la Trinidad, queremos renovar nuestro bautismo. Todos se ponen de pie.

         - En una jofaina hay agua traída del Jordán en la peregrinación llevada a cabo por la familia del Carmelo a Tierra Santa el mes de septiembre pasado. Una persona sostiene en sus manos el cirio encendido.

          - Oración: Te pedimos, Señor, que el poder del Espíritu Santo, por tu Hijo, descienda sobre el agua de esta fuente, para que los sepultados con Cristo en su muerte, por el bautismo, resuciten con él a la vida. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Renovación de las promesas bautismales:

. Así, pues, ¿renunciáis al pecado para vivir en la libertad de los hijos de Dios?

. ¿Renunciáis a todas las seducciones del mal, para que no domine en vosotros el pecado?           

. ¿Creéis en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

. ¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació de santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?

. ¿Creéis en el Espíritu Santo, en la santa Iglesia católica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne y en la vida eterna?

 - Oración: Que Dios todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos regeneró por el agua y el Espíritu Santo y que nos concedió la remisión de los pecados, nos guarde en su  gracia, en el mismo Jesucristo nuestro Señor, para la vida eterna. Amén.       

-   Canto:      Agua, lávame, purifícame.
                   Dame, agua, tu Espíritu.
                   Agua, lávame.

 Se rocía a todos con el agua… Cada uno se va santiguando… en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

Con las manos unidas cantamos: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.