Cuaresma para niños

FOTO

© Suzy Dumont

Es el tiempo privilegiado de la peregrinación interior hacia Jesús, que es la fuente de la misericordia. Es una peregrinación en la que Jesús mismo nos acompaña a través del desierto de nuestra pobreza, sosteniéndonos en el camino hacia la alegría intensa de la Pascua.

La Cuaresma nos empuja a seguir su ejemplo, también a través de la práctica de la limosna. Siguiendo sus enseñanzas podemos aprender a hacer de nuestra vida un don total; imitándole conseguimos estar dispuestos a dar, no tanto algo de lo que poseemos, sino a darnos a nosotros mismos. ¿Acaso no se resume todo el Evangelio en el único mandamiento de la caridad?

La Cuaresma nos invita a "entrenarnos" espiritualmente, también mediante la práctica de la limosna, para crecer en caridad y reconocer en los pobres a Cristo mismo (Benedicto XVI).

EL TIEMPO DE CUARESMA es un tiempo con características propias.

La Cuaresma es el tiempo de escucha de la Palabra de Dios, de conversión, de preparación y de memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos, (ver Mt 6,1-6.16-18). Tiempo para dar y recibir. De manera semejante como el antiguo pueblo de Israel marchó durante cuarenta años por el desierto para ingresar a la tierra prometida, la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios, se prepara durante cuarenta días para celebrar la Pascua del Señor. Si bien es un tiempo penitencial, no es un tiempo triste. Se trata de un tiempo especial de renovación de la vida cristiana para poder participar con mayor plenitud y gozo del misterio pascual del Señor.

ACERCARNOS A LA MISERICORDIA INFINITA DE DIOS  

Abriéndonos al Maestro interior, meditando su palabra. Viviendo abiertos a los hermanos y compartiendo con ellos lo que gratuitamente  hemos recibido  

 PAUTAS PEDAGÓGICAS

A continuación ofrecemos algunas oraciones para comentar y rezar con los niños durante la Cuaresma, los que lo desean pueden buscar las referencias en el Evangelio, explicarlas, situar las diferentes escenas en su contexto, se puede ilustrarlas y representarlas. Se aconseja favorecer pequeños encuentros de oración, colocando la Palabra de Dios, con una vela y terminar siempre con un breve momento de oración.                                             

 Llevar la Palabra de Dios a la VIDA. Antes  de terminar sería bueno, elaborar un pequeño compromiso con los niños hasta el próximo Encuentro   

12 ORACIONES

  • ACUÉRDATE DE TU PUEBLO

Repetimos todos a cada invocación: Acuérdate de nosotros

Tú que te sientas a la mesa del pecador, Tú que conoces el corazón de Magdalena, Tú que perdonas a Pedro cuando te niega, Tú que devuelves la vida a Lázaro, tu amigo, Tú que curaste a la hija del Cananeo, Tú que renuevas la carne del leproso, tú que libras al poseído

  • VEN, AYÚDANOS

Repetimos todos a cada invocación: Ven ayúdanos

Di una sola palabra y quedaremos sanos. Si tú quieres, tú nos puedes curar. Ven, aumenta nuestra poca fe. Que nuestros ojos se abran y te seguiremos.

  • ENCIENDE EN NOSOTROS LA LLAMA DE TU AMOR

Repetimos todos a cada invocación: Enciende en nosotros la llama de tu amor

Proclamaste la Buena Nueva, pasaste tu vida haciendo el bien. Alimentaste a la muchedumbre en el desierto, te entregaste en el pan y el vino. Curaste a los enfermos, perdonaste a los pecadores. Calmaste los vientos y la tormenta, rezaste por la fe de Pedro. Lloraste sobre Jerusalén, resucitaste a Lázaro.

  •   ¿A QUIÉN IREMOS?

Señor queremos conocerte, ¿A quién iremos?, tú tienes palabras de vida eterna

Hoy, escuchamos tu Palabra, es luz para nuestra vida. Dijiste: Sois la sal de la tierra, la luz del mundo. Dijiste: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian. Dijiste: Sed santos como vuestro Padre es santo. Dijiste: Orar en el secreto, pedid y se os dará.  Dijiste: Buscad primero el Reino de Dios, entrad por la puerta estrecha.

  •   POR TU SUFRIMIENTO Y POR TU CRUZ SÁLVANOS

Luchaste contra Satanás. Conociste el hambre y la sed. Sufriste el cansancio y las fatigas de los caminos. No tenías piedra donde reclinar la cabeza. Fuiste abandonado y rechazado por los tuyos. Cumpliste la voluntad de tu Padre.

  •   DELANTE DE TI SEÑOR

Aquí estamos delante de ti Señor, como el hijo pródigo que malgastó su herencia: Tú el Hijo Bien amado, condúcenos al Padre. Nos tienes aquí delante de ti, como la pecadora:

Tú que eres sin pecado, danos tu perdón Todos: Danos tu perdón.

Aquí estamos como Zaqueo el publicano, queremos verte. Tú el amigo de los pecadores, enséñanos a caminar en la verdad. Todos: enséñanos a caminar en la verdad.

Aquí estamos como la Samaritana: Tú la Fuente de agua viva danos de beber Todos: danos de beber.

Aquí estamos junto a Ti como Juan en el Calvario, Tú, el hijo de María mira a tus hermanos, mira a la Iglesia. Todos: mira a tus hermanos, mira a la Iglesia.

 Por ti Jesús, el ciego recobró la luz; descúbrenos tu presencia Tú, nuestro amigo escúchanos. Soltaste la lengua del mudo, enséñanos a celebrar tus alabanzas  Abriste el oído al sordo, haznos atentos y dóciles a tu Palabra, curaste al paralítico, queremos correr por las sendas de tu amor , devuelve la vida a los que están encadenados por el pecado

  •   JESÚS SUBE A JERUSALEN

Sigamos a Jesús nuestro Rey que entra victorioso en Jerusalén HIJO de David sálvanos . Subes a Jerusalén donde te van a juzgar. Recibes las aclamaciones de tu pueblo, los mismos que después te rechazarán. Vienes manso y humilde, montado en un borriquito y te vamos a clavar en la cruz.  Pisas un camino de gloria y morirás humillado y despreciados por todos

  •   IMPLOREMOS A DIOS QUE CARGA CON NUESTRO PECADO: SEÑOR TEN PIEDAD

Como a un ladrón te atan las manos, Hijo de David ten piedad SEÑOR TEN PIEDAD. Como una piedra sin valor, Tú la piedra angular, serás rechazado SEÑOR TEN PIEDAD. Como a un profeta te darán la muerte fuera de la ciudad SEÑOR TEN PIEDAD. Como un cordero serás inmolado SEÑOR TEN PIEDAD

  •   MIRANDO LA PASIÓN DE JESÚS, SUPLIQUEMOS:

Por los que están afligidos por la tristeza  Señor, acuérdate de tu agonía. Por los que están heridos en la carne, acuérdate de tus torturas. Por los que sufren las injurias, acuérdate de tu corona de espinas. Por los que desesperan de la vida, acuérdate de tu grito hacia el Padre . Por los que mueren hoy, acuérdate de tu muerte en la cruz. Por los que esperan por encima de todo, que resplandezca sobre ellos tu resurrección.

  •   VERDADERAMENTE, ERES EL HIJO DE DIOS

Miremos al que hemos traspasado, y confesemos nuestra fe:

Bendito seas, Señor, salvador del género humano, por tu pasión gloriosa: Tu sangre nos rescató. De tu costado traspasado, de donde brotó el agua viva, derramo tu Espíritu sobre todos los hombres. Envías al mundo testigos de tu resurrección: Que proclamemos tu cruz victoriosa. Cristo en agonía hasta el final de los tiempos, no te olvides de los miembros de tu cuerpo que sufren. Tú que saliste victorioso de la tumba, despierta a los que se durmieron en la muerte

  •   SUPLIQUEMOS A CRISTO que nos amó y se entregó hasta la muerte.

Jesús que fuiste azotado sin razón, acuérdate de tus hijos, cuando su amor es traicionado. Jesús que perdiste todo por el Reino, ten piedad de los prisioneros. Jesús que no encontraste quien te consolase, ten piedad de los afligidos. Jesús, te dieron vinagre como brebaje, ten piedad de los que sufren por la justicia. Jesús humillado por los hombres y salvado por Dios, sé la alegría y el gozo de todos los hombres

  •   JESÚS RECUERDA

El abandonado que tienen miedo en las horas de la noche. El inocente que es arrestado como malhechor. El acusado condenado injustamente. Al preso maltratado y humillado. Al justo llevado a la muerte. El que confía en ti hasta el final.

  CANTO  DAME TU PERDÓN

  1. Ten piedad, Dios mío, dame tu perdón. Soy un peregrino, soy un pecador.
Vengo arrepentido. Ten piedad, Señor, vuelve a mí tus ojos con amor.

2. Lejos de tu casa, de tu bendición, malgasté mi vida en la perdición.
Roto y pobre vengo, ten piedad, Señor, vuelve a mí tus ojos con amor.

3. A tus puertas llamo, sé que me abrirás. Con los pecadores muestras tu bondad.
A salvarnos vienes, ten piedad, Señor, vuelve a mí tus ojos con amor.

  MANUALIDADES

  •   Cruces en mosaicos de papel

 Cada niño pega en un cuadro muchos trocitos de papeles cuadrados, de colores.

 Se unen todas las hojas, de los niños, formando una gran cruz en papel-continuo.

  • Árbol de intenciones colgado en unas grandes ramas

Los niños escriben sus intenciones en unas tiras de cartulinas de colores las cuelgan en ramas de árboles para ofrecerlas en una celebración

FOTO