Celebrar la Navidad con los niños

FOTO

“La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria” (Juan 1, 14.18).

"Santa María, Madre de Dios, Madre nuestra, enséñanos a creer, esperar y amar contigo. Indícanos el camino hacia su reino. Estrella del mar, brilla sobre nosotros y guíanos en nuestro camino".

“Eso significa que el Evangelio no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una comunicación que comporta hechos y cambia la vida. La puerta oscura del tiempo, del futuro, ha sido abierta de par en par. Quien tiene esperanza vive de otra manera; se le ha dado una vida nueva” (Benedicto XVI).

En estos días, celebramos y contemplamos el misterio de la Navidad: Dios se hace hombre, cambia el rumbo de nuestra existencia. Acerquémonos con la familia, con los niños a la Palabra de Dios y vivamos en clave orante y agradecidos este Misterio de Amor”.

Se prepara la Biblia, una tela preciosa para colocar, los personajes principales del Belén: María, José, el ángel y los pastores, unas velitas que representan a cada uno de nosotros.

PREPARAMOS EL BELÉN

Empezamos con un canto de acogida y unas palabras de bienvenida.

Descubrimos la actitud de cada uno de los personajes. Colocamos los personajes formando el Belén a medida que vamos explicando

Miramos a María y a José, su respuesta ante el misterio es de gozo y admiración, silencio acogedor y agradecido. Delante del nacimiento de su Hijo Jesús, “Maria guardaba estas cosas meditándolas en su corazón”.

El  ángel anuncia una gran alegría para todo pueblo: "No temáis, os traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David os ha nacido un salvador”. “Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor”.

Los pastores corren a prisa llenos de gozo y entusiasmo, alaban y glorifican a Dios por todo lo que han visto y oído. “Vamos derechos a Belén a ver que ha pasado y que nos ha comunicado el Señor”.

Al acercarnos al misterio de la Encarnación, todos sentimos, la cercanía de lo divino. Dios está aquí, Dios se hizo presente en nuestra humanidad. Hoy nos ha  nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Ésta es la Buena Noticia, la gran alegría para todo el pueblo, la buena noticia que da respuesta a nuestros deseos, a los anhelos más profundos de los hombres y mujeres de todos los tiempos.

¡Que broten nuestros cantos de alabanzas y acción de gracia!

En silencio y con un fondo musical, repartimos a cada uno de los niños una velita encendida, la colocará junto al Niño Jesús. Podrá a la vez hacer una pequeña oración personal.

Estoy aquí junto a ti Jesús, gracias por venir a vivir entre nosotros, da al mundo tu paz, tu amor tu luz…

Oración (Leída por todos los niños)                                                 

Señor Dios, bendícenos. Brille tu rostro sobre nosotros y nos salve. Fíjate en tu pueblo que camina a oscuras. Sonríenos y concédenos tu favor. Que tus ojos cariñosos de Padre no se aparten de nosotros. Queremos experimentar siempre tu presencia a nuestro lado, sentirnos queridos  y acompañados por ti. Danos la paz, la fuerza  para servir y amar a nuestros hermanos. Amen

Se termina con un villancico. Los niños recuperan su vela y las llevan a casa durante las fiestas. Será el signo y la tarea: Anunciar y compartir la alegría de Navidad  

 Poema: “Viene el Rey de la gloria, Dios mío, pero viene a hacerse siervo. Cristo amigo, más que un dios es compañero.”

Manualidades

Pequeño Belén 

Preparar un tríptico de cartulina blanca.

Dibujar o recortar las siluetas de la Sagrada Familia y pegarlas en el centro,

En  cada lateral recortar y pegar un pastor y un ángel

Cerrar los laterales y pintar estrellitas de todos los colores

Separadores

Preparar varias tiras de cartulinas de colores y escribir encima con letras bonitas lo que los niños quieren pedir al Salvador: PAZ, ALEGRÍA. PACIENCIA, BONDAD, LIBERTAD, GOZO ETC….

Jesús te trae en esta NAVIDAD:  La Paz 

FOTO