Isabel de la Trinidad: Vivamos de amor

AMBIENTACIÓN

Ambón con la Palabra Una planta o flores Varias velas PowerPoint con imágenes y estas u otras frases de Isabel:

Vivamos de amor Sólo él puede saciar nuestro corazón... Hagamos que todo calle, para escucharle sólo a Él. Dios en mí, yo en Él, he ahí mi vida... Todo lo hago con El. Vivamos con Dios como con un amigo. En el Carmelo el corazón se dilata y sabe amar mejor. He hallado mi cielo en la tierra pues el cielo es Dios y Dios está en mi alma. Cuanto más cerca se vive de Dios más se ama. Mi ideal consiste en ser la Alabanza de su gloria. He hallado mi cielo en la tierra pues el cielo es Dios y Dios está en mi alma. ¡Oh milagro de amor, amor sin sentido de todo un Dios!

MOTIVACIÓN

Bienvenidos/as a esta vigilia de oración que nos prepara para la fiesta de Isabel de la Trinidad. Hacemos silencio para acallar los ruidos que nos rodean y los que se agitan en nuestro interior para poder escuchar otras voces. Hacemos silencio para limpiar nuestros ojos y poder mirar al mundo de hoy con sus luces y sombras. Hacemos silencio para abrir el corazón al Dios Amor-Trinidad que ha hecho de toda la tierra su hogar y no cesa de llamar a nuestra puerta para decirnos que nos ama. Momento de silencio con música de fondo

Canto: BUSCA EL SILENCIO TEN ALERTA EL CORAZÓN CALLA Y CONTEMPLA

I.- ISABEL, UNA MUJER FASCINADA POR JESÚS

Isabel es una mujer que ha amado con todas las fibras de su ser a Jesús. Su vida se ha ido centrando en este amor que la ha ido envolviendo e impulsando a amar de una forma nueva a todos los que convivían con ella o se ponían en contacto a través de sus cartas. Escribe el día de su profesión, después que la Madre Priora del Carmelo le entrega el crucifijo:

"Al fin es totalmente mío y yo soy completamente suya. Es lo único que tengo. Él lo es todo para mí. Ahora ya sólo me queda un deseo por cumplir: amarle, amarle siempre " (Carta 136).

El amor apasionado hacia Jesús llena su corazón, da sentido total a su vida y la lleva a una actitud orante: "escuchar al Maestro". Y este 'escuchar' tan sólo se puede realizar desde el silencio interior. Unos meses antes de su entrada en el Carmelo escribe:

"Nada podrá distraerme de Él. Cuando se obra por El y se permanece siempre en su santa presencia, bajo su mirada divina que penetra hasta lo más íntimo del alma, se le puede escuchar incluso en medio del bullicio del mundo, en el silencio de un corazón que sólo quiere ser suyo" (Carta 40).

El alimento de Isabel, como el de Jesús, es hacer la voluntad del Padre. No son los sitios reservados, especiales, ni los ritos, ni los gestos lo que importa sino nuestra actitud interior de libertad, de atención amorosa al Dios, de acogida de Él mismo. Y esto es posible realizarlo en todas partes, en todas las situaciones, en todas las condiciones de vida. Al final de su vida escribe a una amiga:

“Vive siempre con El dentro de ti… Cuando u n alma es fiel a los menores deseos de su Corazón, Jesús, en retorno, es fiel en guardarla y se establece entre ellos una dulce intimidad... No olvides que el amor para ser verdadero exige sacrificios. El me ha amado. El se entregó por mi (Gal 2,20). Este es el fin del amor (Carta 245).

Momento de silencio

Proyección del PowerPoint: Isabel, una vida para recorrer su misterio de amor

Gesto:Manos abiertas mientras se escucha la canción:“VEN ESPÍRITU DE DIOS” (CD Descálzate)

Símbolo: Dos personas entran con la Palabra y la Luz

Lectura de la Palabra: Jn 14, 23

“Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él”

Se vuelve a leer otras dos veces el texto bíblico haciendo un breve silencio después de cada lectura.

II.- ISABEL: UNA VIDA HABITADA POR LA TRINIDAD

Isabel ya desde muy joven se siente atraída hacia su interior a vivir con ese Dios que la habita, se siente “casa de Dios". Al canónigo Sr. Angles le habla del descubrimiento de la presencia de Dios “en el cielo de su alma” (Carta 62); a su amiga Margarita Gollot la invita a vivir “inmersa en la Trinidad” (Carta 58). Cuando entra en el Carmelo y le preguntan: ¿Cuál es su lema de vida? ella responde: "Dios en mí y yo en Él". Desde entonces, vivir inmersa en la Trinidad, ser alabanza de su Gloria, será su proyecto de vida: “¡Amo tanto ese misterio de la Santísima Trinidad! Es un abismo en el que me pierdo” (Carta 62. El gran mensaje de Isabel a nuestro tiempo nos lo dice ella misma: 'Me gusta encontrarle aquí, en lo más profundo de mi ser, en el cielo de mi alma, porque El nunca se aparta de mí. Dios en mí y yo en Él. Oh, esto es mi vida" (Carta 55).

Momento de silencio

Proyección del PowerPoint: Elevación a la Santísima Trinidad
Momento de silencio Momento para compartir la oración

  • Por la Iglesia que no cese de mirar a la Trinidad y tenga siempre las puertas abiertas para el amor sin fronteras.
    Por la familia del Carmelo que beba permanentemente en la fuente de la Trinidad y que aprenda a mirar al mundo con los ojos de Dios.
    Por los que son sal y luz del mundo, por los que sienten angustia y frío, por los que caminan solos por los caminos.
    Por el sueño de ser mejores, por las familias que entregan vida, por los que iban a nacer y no nacieron, por lo jóvenes que disfrutan la vida.
    Para que no exista la guerra, ni el hambre, para que el ser humano no sea una amenaza del ser humano, para que se respete el diálogo entre culturas y religiones.
    Por los enfermos que sufren, por los que envejecen solos, por los buscadores de la belleza y la verdad.

Padre nuestro (manos enlazadas) Oración:

Padre Dios, rico en misericordia y bondad, que descubriste a Isabel de la Trinidad el misterio de tu presencia en el alma e hiciste de ella una adoradora en espíritu y verdad; concédenos, por su intercesión, que también nosotros, permaneciendo en el amor de Cristo, seamos templos del Espíritu Santo de Amor, para alabanza de tu gloria. GLORIA AL PADRE Y AL HIJO Y AL ESPIRITU SANTO. COMO ERA EN EL PRINCIPIO, AHORA Y SIEMPRE POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMEN.

ENVIO Gesto:Nos ponemos de pie y dos personas levantan la Palabra y la Luz Convencidos de que otro mundo es posible. Nos comprometemos a:

- Mirar el mundo desde los más pequeños y marginados
- Llevar en el corazón la alabanza. Alabar a Dios por todo lo que acontece
- Tener la puerta siempre abierta para el diálogo, para el encuentro, para la mesa compartida en torno a Jesús Eucaristía.

Canto:

ID AMIGOS POR EL MUNDO ANUNCIANDO EL AMOR. MENSAJEROS DE LA VIDA, DE LA PAZ Y EL PERDÓN. SED AMIGOS LOS TESTIGOS DE MI RESURRECCIÓN. ID LLEVANDO MI PRESENCIA. CON VOSOTROS ESTOY

Isabel de la Trinidad

Trinidad a quien adoro Descargar 3,0 MB

Más información en la web:
- Santa Isabel de la Trinidad