Ficha 14: Prepararse para después del Camino

Oración para iniciar la jornada

“Lámpara es tu Palabra para mis pasos, luz en mi sendero”. “Mi porción es el Señor, he resuelto guardar tus palabras. De todo corazón busco tu favor, ten piedad de mí según tus promesas. He examinado mi camino para enderezar mis pies a tus preceptos. Amén”.

Ahora te invitamos a vivir en las últimas etapas lo que has aprendido en el Camino. Son días para practicar la paciencia y la humildad, para no quejarte por las aglomeraciones, para compartir lo que has aprendido con la gente que te encuentras, para convertir las luces encontradas en proyectos para tu vida.

Lee atentamente este texto:

“Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os amáis los unos a los otros” (Jn 15,12).

Para tu reflexión:

Estás en Galicia, hay muchísimos peregrinos, es tiempo de desprenderse de algo. Si tú tienes una cama significa que un compañero peregrino tiene que dormir en el suelo; si tú te duchas con agua caliente significa que los compañeros tienen menos. Formula una oración según el siguiente esquema y hazla realidad: “Señor, he recibido tanto durante este camino, que quiero ahora hacer algo para los demás, quiero desprenderme de …………para que otros tengan más. Ayúdame a no sentirme mejor por hacer eso, ni decirle a todo el mundo lo que estoy haciendo. Amén. Símbolo Hasta Santiago has seguido la flecha amarilla para llegar a la meta. Ahora necesitas flechas amarillas para tu vida “normal”. Búscalas y dedícate a ser flecha amarilla para otros. El camino es la escuela de la vida, pero la vida es la universidad.

Actitudes Hasta que llegues a Santiago, te proponemos meditar cada día una parte del Padre Nuestro por la mañana y por la tarde. Repítalo al ritmo de tu paso, al ritmo de tu respiración, pero comienza y cierra el día rezando el Padre Nuestro entero.

Padre (que bendices, amas, acompañas sirves a todos).

Nuestro (de todos, sea cual sea la edad, el color, la cultura, la religión).

Que estás en el cielo (y en la tierra, porque tu amor ha acortado todas las distancias).

Santificado sea tu nombre (para que se vea la belleza de tus manos, la bondad de tu corazón).

Venga a nosotros tu reino (que eres “tú con nosotros” y se traduce en paz y amor solidario).

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo (tu plan de que todos seamos una familia de amigos).

Danos hoy nuestro pan de cada día (el que está amasado con cariño y amor, con el se construye la nueva civilización del amor).

Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden (para que los gestos de reconciliación inunden la tierra).

No nos dejes caer en la tentación (de creernos buenos y despreciar a los demás).

Líbranos del mal (que nos amenaza, divide y destruye). Amén (Gracias. ¡Bendito y alabado seas! ¡Tú eres nuestra fidelidad!).

Oración final

Padre, me pongo en tus manos,
haz de mí lo que quieras: sea lo que sea, te doy las gracias.
Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo,
con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas.
No deseo nada más, Padre.
Te confío mi alma, te la doy con todo el amor de que soy capaz,
porque te amo y necesito darme, ponerme en tus manos sin medida,
con una infinita confianza, porque tú eres mi Padre. Amén.

Compromiso para el Camino de la vida

- Lo que te haya hecho vibrar durante el camino eso es tuyo.
- Lo más tuyo, que es lo más de Dios, es para todos.
- Elabora tu proyecto de vida. La luz estalla cuando llevas a la práctica lo que has descubierto en cada recodo del camino y lo que has entendido del Evangelio.
- Sigue siendo humilde para aceptar la ayuda de los demás, generoso para compartir tus dones.
- Cuenta tu fe y oye el relato de salvación de otros peregrinos.
- No estás solo. Te acompaña Dios con su bendición, te acompaña María con su ternura. Dios con los hermanos. Te acompañan los hermanos de la Iglesia con su aliento.
¡Buen Camino, peregrino! ¡Reza por nosotros en Compostela!

Más información en la web:
- Ficha 3: Las huellas del Camino